Vestidme de amor – Elena Pérez Hoyos

“Vestidme de amor, que estoy desnuda…”

(Gioconda Belli)

 

Desnuda, estéril. Mis raíces se agotan. Crujen mis ramas secas. Enfermo de sed y de tristeza. Afeo el paisaje con mi silueta deforme, mis brazos alzados clamando piedad, mis manos nudosas agarrotadas de dolor.

Ya no me queda sino la muerte, ceder la tierra que me sostiene a un nuevo brote capaz de más vida.

Ya no me queda sino la muerte, o la esperanza última de que un viñador compasivo me defienda del hacha. Viñador paciente, cuídame, enséñame a dar fruto de nuevo. Vísteme de amor.