Vengo de otra iglesia, pero de la misma Iglesia – Baduel Clown

Lo reconozco, aún tengo poco tiempo de estar en este país del cual conozco poco su historia y sus procesos. Sin embargo, poniendo en práctica aquel dicho que dice “la ignorancia es atrevida” , voy a atreverme a decir lo que pienso, solo como una opinión personal, con ello no pretendo ofender a nadie, sino abrir un diálogo sincero que nos pueda ayudar a ser mejores testigos del Reino..

La iglesia en España está fría, y no me refiero a los templos vacíos, ni tampoco a la jerarquía que, cómoda en sus cátedras, ha dejado de ser la voz que grita en el desierto (ella también tiene mucho que ver en todo esto).

Me refiero a la iglesia, al pueblo que debería configurarse como pueblo de Dios.

Valoro la filantropía de muchas personas valientes que van contribuyendo en la edificación del reino de Dios. Pues bien, yo vengo de América Latina y encuentro muchas diferencias entre las iglesias (y no quiero decir que una sea mejor que otra ni mucho menos), lo cual me hace valorar y agradecer la riqueza y la pluralidad. Algo que ha llamado mi atención es que el laicado español ha perdido su fuerza, su voz y su papel, pues ha delegado en la jerarquía el “ser iglesia” y ha adoptado un papel pasivo que peca por omisión y hace que me pregunte: ¿Cuantas obras de amor se podrían hacer (se han dejado de hacer) con lo que se tiene al alcance?

Agradezco a tantas personas que vibran en sintonía con la comunidad eclesial y día con día se esfuerzan por anunciar el Reino con su vida y su palabra, también estoy agradecido por tantos catequistas que entregan su valioso tiempo y se comprometen. Si tú que lees eres un agente pastoral, un catolico comprometido, un “practicante”; porfavor no abandones la oración, tu formación, no te quedes con tu fe infantil, no te conformes con un “librito” del catequista, lee, cuestiona, haz propuestas, profundiza, y deja que el Espíritu te mueva, te inspire nuevas formas para los nuevos tiempos, y sobre todo -se Iglesia- en salida.

Tenemos que recuperar el ministerio primario… El ministerio bautismal ha de primar sobre el ministerio sacerdotal. Recuperemos ser pueblo de Dios, servidores comprometidos por el Reino.

Tú eres iglesia, seamos pueblo de Dios.

❤️ Comparte…

Síguenos 🙈

Newsletter 📲

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.

Artículos 🔝