Testimonio de Antonio Jesús y Lucía, llamados a formar una familia – Luis Manuel Suárez

Etiquetas: , ,

Nuestro diálogo de hoy es con una pareja de novios, que ya tienen fecha para su boda: Lucía y Antonio Jesús. Así se presentan: «Somos Lucía (29 años) y Antonio Jesús (28 años), pertenecemos a la Diócesis de Guadix (Granada). Yo, Lucía, soy licenciada en Economía y actualmente Teniente del Cuerpo de Intendencia de la Armada Española. Y yo, Antonio Jesús, estudié Diseño gráfico y Producción multimedia, y actualmente soy diseñador en la revista Ecclesia de la Conferencia Episcopal Española».

 

Ser jóvenes y tener fe: ¿cómo se conjuga en vuestra vida?

Hoy en día ser joven y tener fe, para algunas personas, puede parecer incompatible. En cambio, para nosotros, al igual que para otros muchos jóvenes, van de la mano, ya que nuestra fe nos ayuda a estar comprometidos con la Iglesia y con nuestra sociedad.

¿Cómo llegasteis a descubrir que el matrimonio es la llamada de Dios para vuestra vida?

En nuestro caso, la fe fue el inicio de nuestro noviazgo y nos ha acompañado desde el principio. A lo largo del noviazgo fuimos descubriendo aquello que queríamos y nos hacía felices: compartir una vida juntos y formar una familia. Este descubrimiento es un camino para recorrer donde la pareja se expone y aporta todo lo necesario para hacer fácil lo que muchas veces parece difícil, o incluso imposible… Y ahí está Dios, porque cuando hay fe y amor puro y verdadero, todo lo demás es secundario. En definitiva, el centro es el AMOR.

¿Qué es lo que más valoráis de vuestro camino como novios?

Nuestro «camino» como novios comenzó, nunca mejor dicho, haciendo el Camino de Santiago, donde la fe y el apoyo mutuo fueron los primeros pasos. El camino es más fácil si se hace con el corazón en la mano, dispuestos a conocer TODO del otro. Lo que más valoramos de nuestro camino es la confianza, el respeto y apoyo que tenemos el uno en el otro.

En las conclusiones del sínodo de 2018 se habla de «hacer comprensible a los jóvenes la belleza de la vocación nupcial». ¿Cómo creéis que se podría hacer?

«Yo te quiero a ti»: son estas palabras las que deben estar en el centro de la pareja, ya que «a ti» no solo representa a la otra persona, sino a Dios en el centro de los dos. El matrimonio como sacramento se contrae mediante la palabra, que es signo sacramental. Las parejas jóvenes deben interpretar la «vocación nupcial» como un compromiso del uno con el otro, pero también con la Iglesia y con la sociedad en general, siendo testigos de Dios vivo y evangelizadores «a pie de calle». El testimonio real de un matrimonio es la mejor semilla evangelizadora para otras parejas jóvenes que quieren descubrir la verdadera vocación al matrimonio.

 

  • El #Tweet de Francisco: «Es necesario prepararse para el matrimonio, y esto requiere educarse a sí mismo, desarrollar las mejores virtudes, sobre todo el amor, la paciencia, la capacidad de diálogo y de servicio. También implica educar la propia sexualidad, para que sea cada vez menos un instrumento para usar a los demás y cada vez más una capacidad de entregarse plenamente a una persona, de manera exclusiva y generosa» (De la Exhortación Apostólica Postsinodal Christus Vivit, 265).

 

Para preguntarME / Para preguntarNOS:

  1. ¿Qué es lo que más te ha llegado de este testimonio?
  2. Si tuvieras a Antonio Jesús y Lucía delante, ¿qué les preguntarías?
  3. ¿Qué personas cercanas conoces que vivan su vida cristiana en este camino vocacional?

 

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Descarga el pdf del artículo RPJ nº 538 - Discernir en comunidad - Jorge Sierra Lo reconozco. A pesar de llevar años viviendo en comunidad, no se puede decir que tenga una gran experiencia en discernimiento comunitario. No en intentar discernir reunidos en comunidad,...

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Hoy damos la palabra a Carlos Galán Moreu, CSsR. Así se presenta: «Mi nombre es Carlos y soy misionero redentorista y sacerdote. Nací en Granada hace ya 31 años. Como religioso he pasado por varias ciudades de nuestro país y del extranjero, pero ahora vivo en Valencia...