SOÑANDO EL PRESENTE, VIVIENDO EL FUTURO – Ministerio para la Transformación Social Itaka–Escolapios

ESCUCHAR A LOS JOVENES MIGRANTES

Ministerio para la Transformación Social Itaka–Escolapios

https://www.itakaescolapios.org/

Durante los últimos años, el colectivo de jóvenes migrantes ha ido creciendo. Debido a esto, han estado más presentes en nuestro entorno, pudiendo en algunos casos ponerles cara, nombre, conocer su historia…

Cuando hablamos sobre inmigración y sobre el colectivo joven, seguramente hayamos podido oír muchos «rumores» y/o estereotipos negativos sobre ellos: «el efecto llamada», «que vienen a robar y a quitarnos nuestro trabajo» o «a aprovecharse de las ayudas sociales»… El crecimiento del número de jóvenes migrantes en nuestro entorno surge porque estos jóvenes encuentran aquí un lugar donde afincarse y llevar a cabo su proceso migratorio, con la expectativa de que les permita encontrar un trabajo y la consecución de una vida mejor.

Este proceso no está exento de un sinfín de trabas que alargan, dificultan y en algún caso frustran los esfuerzos que cada uno de los jóvenes realiza. La gran mayoría de las trabas son promovidas por las instituciones públicas y algunas incluso por la propia sociedad.

Partimos del ideal de conseguir la integración social y laboral de los jóvenes, para lo cual deberemos actuar de forma integral en todos los aspectos de la persona, sin olvidarnos nunca de que son personas jóvenes que no tienen ningún referente inicial a su llegada a Euskadi.

Como se ha dicho anteriormente, es importante destacar que, dentro de su proceso migratorio, la mayoría de estos jóvenes, antes o después, han decidido quedarse en Euskadi a residir, por lo que se debería contar con ellos como parte de la juventud de nuestra sociedad y, por ende, deberemos ir respondiendo a sus necesidades y derechos, sin olvidarnos tampoco de las obligaciones que tienen con la sociedad en que habitan.

Las entidades del tercer sector social que trabajan dentro de las diferentes áreas vitales de dichos jóvenes apuestan por realizar un trabajo de calidad e integral, que facilite la integración real del colectivo.

Las trabas y dificultades que nos encontramos más destacadas serían:

  • Tras estar acogidos por las instituciones públicas mientras son menores, el día de su 18 cumpleaños deben abandonar los diferentes recursos, pasando a vivir en la calle, dando igual sus necesidades, la época del año…
  • Trabas para regularizar la situación administrativa o para las renovaciones.
  • Atención sanitaria. Dificultades de acceso a programas de salud mental.
  • Trabas para el empadronamiento y el acceso a la vivienda.
  • Dificultad para el acceso a prestaciones sociales que cubran sus necesidades más básicas (vivienda, alimentación…).
  • Discriminación para el acceso a locales de ocio o para contar con grupos de pares integradores.
  • Falta de recursos formativos, residenciales…

A todo ello se suman las vueltas de tuerca, que cada cierto tiempo, eliminan o complican aún más los procesos a los pocos jóvenes que pueden ir avanzando en las áreas de sus itinerarios personales.

Historias verdaderas

A pesar de todo esto, las verdaderas historias de estos jóvenes son un ejemplo de superación y un esfuerzo de integración.

Tras un periodo de apoyo en el medio plazo (2–4 años) en donde la vivienda, la formación, el aprendizaje del idioma… han sido su principal preocupación, la gran mayoría de ellos acceden al mercado de trabajo en puestos en donde su labor es muy bien valorada.

Poco a poco, se nos hace menos extraño compartir con estos jóvenes una parte de nuestra vida. Sus historias, sus vidas nos van calando por dentro, destruyendo los estereotipos que nos habíamos creído.

Cada vez podemos ver a más de estos jóvenes realizando labores de voluntariado dentro de las entidades que en un primer momento les ayudaron a ellos (enseñanza del castellano, apoyo en los albergues, apoyo con las llegadas de nuevos jóvenes, participación en campañas de solidaridad…).

Para la reflexión

  • ¿Soy consciente de las dificultades que se encuentran los jóvenes? ¿Y de sus esfuerzos de integración?
  • ¿Qué se debería hacer para que se sientan acogidos en nuestro entorno (comunidad, grupo, amigos, familia…)?
  • ¿Realmente me he acercado a ellos? ¿Qué estoy dispuesto a hacer a partir de ahora?

Propuestas de acciones

  • Participa en acciones de denuncia de estas situaciones (en tu entorno más cercano, a nivel social…)
  • Hazte agente anti–rumor
  • Realiza labores de voluntariado en programas con el colectivo joven (apoyo escolar, aprendizaje del castellano y el euskera, ocio y tiempo libre, apoyo a pisos, hermano mayor…)
  • Acércate al colectivo joven e intégralo en tu entorno social.

 

Enlaces de interés

Papeles Cristianismo y Justicia: Menores Extranjeros no acompañados.

QR CRISTIANISMO.PNG

https://www.cristianismeijusticia.net/es/menores-extranjeros-no-acompanados-una-situacion-limite

 

Harresiak info nº 17: Esfuerzos humanos ante muros de acero.

QR ESFUERZOS.PNG

https://www.harresiakapurtuz.org/esfuerzos-humanos-ante-muros-de-acero/

 

Cortometraje El viaje de Said.

QR SAID.PNG

http://educacionysolidaridad.blogspot.com/2011/03/cine-educativo-el-viaje-de-said-corto.html

 

Encierro contra el racismo y por los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

QR ENCIERRO.PNG

https://desde-elmargen.net/encierro-contra-el-racismo-y-por-los-derechos-de-las-migrantes-y-refugiadas/

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Descarga el pdf del artículo RPJ nº 538 - Discernir en comunidad - Jorge Sierra Lo reconozco. A pesar de llevar años viviendo en comunidad, no se puede decir que tenga una gran experiencia en discernimiento comunitario. No en intentar discernir reunidos en comunidad,...

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Hoy damos la palabra a Carlos Galán Moreu, CSsR. Así se presenta: «Mi nombre es Carlos y soy misionero redentorista y sacerdote. Nací en Granada hace ya 31 años. Como religioso he pasado por varias ciudades de nuestro país y del extranjero, pero ahora vivo en Valencia...