SMADANI Y RAMIASCHANNEL, PALABRA DE YOUTUBERS – Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas:

En septiembre de 2016 relancé mi canal de YouTube, hasta el momento solo lo había utilizado para compartir mis canciones y algún que otro vídeo que enlazaba en mi web. Este relanzamiento no fue algo repentino, una bolada que me dio, sino el fruto de algo más de dos años de escucha y discernimiento. Lo que no podía imaginar es que fuera a crecer tan rápido y que su impacto llegara a ser tan alto. A comienzos de 2017 YouTube me invitó a una ‘YouTube Space’, un evento que se desarrolla a lo largo de tres días, y en el que hay talleres de formación, conferencias, testimonios y muchas posibilidades de que los youtubers podamos interactuar y conocernos. Fue allí que conocí a Ramia, bueno, en realidad la vi de lejos y llamó mi atención, una joven musulmana con su hijab no es lo que de primeras te esperas encontrar en un evento así, y lo digo yo, que soy un cura metido a youtuber, en fin. El caso es que cuando quise acercarme a saludarla ya se había ido y no pudimos conocernos. Al llegar a casa le escribí, y le comenté que le había visto, que me había llamado la atención, también le hablé del proyecto que tenía con el canal. Creo que desde el principio nos entendimos muy bien, quizás sea nuestro perfil exótico y religioso lo que nos ha hecho sentir cierta complicidad en esta aventura. El caso es que poco a poco se fue perfilando una colaboración para grabar algunos vídeos juntos. En el camino se presentó la oportunidad de hacer una colaboración a tres con TiparracoSA, un youtuber de los grandes, para grabar un experimento social que fue un bombazo. Los vídeos que grabamos y podéis ver son:

  • CURA Y MUSULMANA JUNTOS, así reacciona la gente
  • Ramiaschannel y smdani – Musulmana y sacerdote
  • Visito una MEZQUITA con RAMIA (MUSULMANA)
  • MUSULMANA CONVIVIENDO CON UN CURA Y con TIPARRACO| Celibato, la confesión y más…
  • SACERDOTE conviviendo con una MUSULMANA y TIPARRACO
  • MUSULMANA VA A MISA POR PRIMERA VEZ| Qué hay sobre el Papa y las imágenes?

Mi canal de YouTube está dirigido a gente joven, alejada de la Iglesia, agnóstica o atea. Deseo poner en práctica la cultura del encuentro del papa Francisco en el ámbito digital, y YouTube me ha ayudado tremendamente a conseguirlo. Todos conocemos el diagnóstico: el mundo está fuertemente dividido, herido, en guerra.  La brecha que nos separa hunde sus raíces en el corazón humano, los cristianos lo sabemos bien. Nuestro mundo necesita puentes que nos vuelvan a conectar, nuestro corazón necesita a Jesucristo, que es el puente que nos vuelve a unir con Dios. Es por eso que mi canal busca mostrar algo del encuentro que vivo con personas de la periferia, que no viven la fe o que ven el mundo de una forma muy distinta a nosotros los cristianos. Fue providencial cruzarme en el camino con Ramia, por tres motivos:

  • El trabajo juntos, los vídeos y los encuentros han hecho nacer una amistad auténtica. No se puede amar al prójimo en abstracto, no se puede dialogar con otras religiones en abstracto, hay que hacerlo de corazón a corazón, y cuando la otra persona es una amiga todo es más sencillo, la escucha, la empatía, el deseo de buscar el bien común, de aportarnos el uno al otro.
  • Creo que de algún modo no solo estamos encontrándonos y dialogando nosotros dos, sino el cristianismo con Islam, a quiénes cada uno representamos. Si por siglos nos hemos hecho daño y odiado, hoy podemos sentarnos cordialmente en la misma mesa, y ayudar a nuestras comunidades a mirar de otra manera al otro.
  • A través de los vídeos creo que estamos dando un testimonio muy fuerte al mundo: las religiones no son parte del problema, son parte de la solución. Estamos convencidos de que podemos construir una sociedad donde la pluralidad no se vea como amenaza o algo que haya que tolerar, sino como un don, una riqueza que hay que cuidar, y de la cual sentirnos orgullosos. Las religiones debemos dar ejemplo de esto y ser las primeras en poner los medios para frenar la espiral de odio en nuestro mundo.

La Iglesia está llamada hoy a ser este fermento de unidad y paz. El papa nos ayuda a profundizar en esta llamada con la exhortación Evangelii Gaudium:

  1. a) El poliedro

Bergoglio siempre rechazó las dialécticas que enfrentan, y su ideal es el poliedro, que tiene muchas facetas, muchísimos lados, pero todos formando una unidad cargada de matices. El poliedro es una sociedad donde las diferencias puedan convivir complementándose, enriqueciéndose e iluminándose unas a otras. De todos se puede aprender algo, nadie es inservible, nadie es prescindible.

  1. b) Identidad y Verdad

Se trata de recoger algo de la experiencia y de la perspectiva del otro, pero eso no significa perder mi identidad. Porque también mi identidad es parte del poliedro, es mi aporte, es mi don para los otros. SI no hay, Identidades claras no hay conflicto, pero tampoco hay Vida, todo es cascara vacía.

Por eso, no es sano huir de los conflictos, o ignorarlos. Hace falta aceptarlos y sufrirlos hasta el fondo, nunca esconderlos. Pero siempre con el ideal de resolverlos, de lograr armonizar las diferencias. De dos cosas distintas se puede hacer nacer una síntesis que nos supere y nos mejore a los dos. Siempre hay que apuntar a algo nuevo donde se superen las tensiones violentas y los intereses cerrados.

En esta línea de «unidad en la diversidad» o de «diversidad reconciliada», están los gestos de acercamiento del Papa hacia otras religiones y hacia otras iglesias. En esa misma línea, él permite que dentro de la Iglesia algunos lo critiquen duramente a él, sin condenarlos. El otro, el diferente, tiene su lugar.

  1. c) En el corazón de la sociedad

Cultura del encuentro es que el deseo por encontrarse, la convicción de que la diversidad es un don y no una amenaza, haya penetrado en el corazón de las personas, y forme parte de las inquietudes de una sociedad.

Esta unidad en la diversidad es trabajosa, cuesta, porque lo más fácil sería contener o tapar las libertades y las diferencias con un poco de astucia y de recursos. Esa paz sería superficial y frágil. Integrar es mucho más difícil y lento, pero es la garantía de una paz real y sólida. ¿Esto se logra solo juntando a los bellos, a los santos, a los puros? Obviamente no. Prestemos atención a esto que dice Francisco: «Aun las personas que pueden ser cuestionadas por sus errores, tienen algo que aportar que no debe perderse» (EG 236). Pretender aniquilar a algunos es intentar negar parte de la realidad, y en el fondo es un idealismo ingenuo y parcial.

Tampoco sirve una paz que se logre silenciando las reivindicaciones sociales o evitando que tengan voz pública. Dice Francisco que no se trata de «un consenso de escritorio o una efímera paz para una minoría feliz» (EG 218). Se trata entonces de generar procesos de encuentro, procesos que construyan un pueblo enriquecido por las diferencias.

  1. d) Los descartados al centro

Por eso mismo Francisco afirma que la búsqueda de consensos y acuerdos tiene que estar unida a «una sociedad justa, memoriosa y sin exclusiones». Si no, sería un proyecto pacificador «de unos pocos para unos pocos» (EG 239), pan para hoy y hambre para mañana. Tienen que generarse procesos de integración de los descartables, los olvidados, los invisibles, esos que no vemos porque no están en los lugares donde nosotros nos movemos y entonces no tocamos su carne herida. Aunque nos arreglemos para no verlos ni tocarlos, ellos también son parte de la sociedad, tienen derecho a vivir con dignidad y a ser integrados.

Hay veces que otros hermanos cristianos no han entendido qué hago grabando vídeos con una musulmana, un ateo, un condenado a muerte… y me han criticado, incluso me han llegado a decir que pisoteo el sacerdocio o que soy un modernista masón. Imagino que es lo que le pasaba a Jesús cuando iba con los leprosos, publicanos y pecadores, y le acusaban de blasfemo, comilón y borracho. Todas las religiones están tentadas del fariseísmo, y lo peor de este pecado es que nos inhibe para la misión, nos encierra y hace enfermar. Necesitamos abrazar la frescura del Evangelio en todas las dimensiones de nuestra vida, también en la digital. Hay que salir al encuentro, porque al salir evangelizamos pero sobre todo nos volvemos a encontrar con el rostro de Jesús y somos evangelizados.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Descarga el pdf del artículo RPJ nº 538 - Discernir en comunidad - Jorge Sierra Lo reconozco. A pesar de llevar años viviendo en comunidad, no se puede decir que tenga una gran experiencia en discernimiento comunitario. No en intentar discernir reunidos en comunidad,...

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Hoy damos la palabra a Carlos Galán Moreu, CSsR. Así se presenta: «Mi nombre es Carlos y soy misionero redentorista y sacerdote. Nací en Granada hace ya 31 años. Como religioso he pasado por varias ciudades de nuestro país y del extranjero, pero ahora vivo en Valencia...