Nativos digitales – Santi Casanova

Ya intuíamos que el concepto de «nativos digitales» era algo bastante confuso. Hubo un tiempo en que se nos intentó vender la idea de que nuestros niños y jóvenes eran auténticos expertos tecnológicos.

La urgente necesidad de encontrarnos – Enrique Fraga

¿Cómo son mis relaciones? Esta pregunta se me hace no solo pertinente sino necesaria en
la era de la comunicación y de la información. Corro el riesgo de pensar que por pasar cinco horas en las redes sociales y en apps como Whatsapp estoy en relación con el mundo y en comunicación con los que me rodean.

Vencer miedos, buscar tesoros, asumir riesgos – Pablo Santamaría

pablosantamaria@escolapiosemaus.org

Soy muy consciente de los muchos miedos y resistencias que nos suscita hacer realmente sínodo con los jóvenes, generar «procesos de personas que siempre son únicas y libres», fomentar verdaderamente su protagonismo y la corresponsabilidad y dejar que desemboquen en nuestras comunidades, así tan frescos y llenos de vida. Bien sabemos que, en las personas, «la fobia al cambio hace que no puedan tolerar la incertidumbre y se replieguen ante los peligros, reales o imaginarios, que todo cambio trae consigo».

En la pastoral, como en ciertos modelos educativos, solemos tener miedo, por ejemplo, a que nuestros jóvenes sean seducidos por los cantos de sirena que les rodean como le pasó al ático Butés de la mitología griega que sucumbió lanzándose al mar. Apostamos entonces por la estrategia de Ulises, que «para no rendirse al canto de las sirenas, que seducían a los marineros y los hacían estrellarse contra las rocas, se ató al árbol de la nave y tapó las orejas de sus compañeros de viaje. En cambio, Orfeo, para contrastar el canto de las sirenas, hizo otra cosa: entonó una melodía más hermosa, que encantó a las sirenas». El cristianismo, con Jesús a la cabeza y aireado por el Espíritu, es portador de una música tan bella que, si es tocada, y toca, como Dios manda, seduce mucho más que ninguna otra. Apostemos por tanto por una pastoral centrada en «buscar tesoros» más que en «matar dragones» y guiada por personas que tengan «la habilidad de reconocer posibilidades donde otros ven solamente peligros».

Nuestros jóvenes marineros llegarán así a buen puerto y desembocarán en un mar de posibilidades con el deseo de seguir navegando sin fin. ¡Ah! y en las comunidades seguro que habrá diosas Afroditas dispuestas a lanzarse al mar por puro amor gratuito para rescatar eficazmente a los Buteses.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

Cristina y David a las puertas de la boda – Luis Manuel Suárez, cmf

Hoy nos acercamos al sentir de dos jóvenes buscadores. Son una pareja de novios, cercanos a dar el paso de su compromiso matrimonial: Cristina y David.

Vencer miedos, buscar tesoros, asumir riesgos – Pablo Santamaría

pablosantamaria@escolapiosemaus.org Soy muy consciente de los muchos miedos y resistencias que nos...

Voluntariado en tiempos de coronavirus – MªLuz Sarabia

En Christus Vivit (n.º 169) se invita a todos los jóvenes y a todo el pueblo de Dios a ir más allá de los grupos de amigos y construir la «amistad social», buscar el bien común. Si logramos, se señala al final de este punto, buscar puntos de coincidencia en medio de muchas disidencias, en este empeño artesanal y a veces costoso de tender puentes, de construir una paz que sea buena para todos, ese es el milagro de la cultura del encuentro que los jóvenes pueden atreverse a vivir con pasión.