Mostrar el rostro liberador de Jesús al mundo obrero y del trabajo – Hoac

Etiquetas: ,

Estas palabras del obispo emérito D. Victorio Oliver reflejan con objetividad lo que fue el nacimiento de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC). El pasar del tiempo, tras 70 años de vida y compromiso, nos ofrece la perspectiva para poder afirmar que la existencia de la HOAC es fruto del carisma apostólico de Rovirosa y Malagón, dos almas distintas en lo humano, pero gemelas en lo apostólico. Hoy la HOAC, sigue viva, presente y caminando en 42 diócesis. La formamos hombres y mujeres que hemos decidido vivir la fe y el seguimiento a Jesús de Nazaret en las condiciones de vida y trabajo del mundo obrero, en los sectores más débiles y empobrecidos realizando el compromiso en nuestros lugares de trabajo principalmente. Como movimiento especializado de Acción Católica, para nosotros la especialización es, ante todo, un camino de evangelización, de testimonio de vida nueva que estamos llamados a acoger, vivir y transmitir. Nos sentimos llamados a ser signo y sacramento de comunión que concretamos en el equipo con la comunión de vida, de bienes y acción, para mostrar a nuestros compañeros de trabajo la vida nueva que nos ofrece Jesús, sabiendo que esto lo hacemos entre todos, que todos nos necesitamos, y que la cooperación desde el amor es la mejor forma humana de vivir.

El proyecto de la HOAC.
Su fundamento en la identidad de la HOAC como movimiento de Acción Católica para la evangelización del mundo obrero y del trabajo.
Su concreción en respuesta a los desafíos planteados por la nueva situación del mundo obrero y del trabajo a la luz de la reflexión de la Iglesia, y en ella de la propia HOAC, y de las orientaciones del Ministerio Pastoral.
Y sus cuatro pilares fundamentales en:
El cultivo de una espiritualidad y mística cristianas encarnadas en la vida cotidiana del mundo obrero y del trabajo.
La formación al servicio del cultivo de la espiritualidad y de la misión.
La vida de comunión eclesial.
La misión evangelizadora como expresión y realización de la comunión.

Nuestro proyecto evangelizador está en permanente revisión y actualización con las Asambleas Generales, y desde la propia experiencia y a la escucha de la cambiante situación del mundo obrero y del trabajo, y en particular, de las orientaciones del Magisterio y de la reflexión de la iglesia sobre la evangelización, en la HOAC hemos ido actualizando nuestro proyecto evangelizador.
Hombres y mujeres al servicio de la pastoral obrera de toda la Iglesia.
En la HOAC creemos que la evangelización del mundo obrero es el objetivo fundamental de la Pastoral Obrera como obra de toda la Iglesia, pastoral que es “especialmente necesaria” el anuncio del ”Evangelio del Trabajo” en las actuales circunstancias (J. Pablo II)
Pastoral Obrera, que tiene que tenerse en cuenta como pastoral específica, ya que es a través de ella donde desarrollamos nuestra dimensión misionera con el mundo obrero, a quien anunciamos con gozo la Buena Noticia del Evangelio de Jesús. También vemos necesario la formación de militantes obreros cristianos para que puedan descubrir a Cristo en la Iglesia, su dignidad como trabajadores y la necesidad de transformar la sociedad.
Cómo nos organizamos.
Para responder a lo que queremos ser y dar respuesta a lo que Jesús nos llama, nos hemos dado una serie de medios, instrumentos y herramientas. La principal es el equipo, compuesto por cinco o seis personas que se reúnen semanalmente para rezar, formarse y compartir la vida y el compromiso. Cada militante tiene y asume una responsabilidad en el equipo: Animación de la Fe, Organización y Vida Comunitaria, Formación, Compromiso, Representación y Difusión. Todos y todas tenemos nuestro Grupo de Acción. Así llamamos a las personas con las que compartimos vida, anuncio, compromisos y preocupaciones por la vivencia del trabajo, y otras realidades que afectan a este mundo.
La financiación de la HOAC corre íntegramente a cargo de las aportaciones de sus militantes y de las aportaciones que hacen ocasionalmente otras personas. En la actualidad la Comisión Permanente de la HOAC está compuesta por 6 militantes de las diócesis de Madrid, Sevilla, Canarias, Huelva y Orihuela-Alicante, hombres y mujeres que han dejado su tierra, trabajo y en algunos casos familia, para dedicarse durante cuatro años a prestar un servicio a la Iglesia desde la HOAC.
Otro pilar importante son las publicaciones y los medios de difusión.
Ediciones HOAC es nuestra editorial al servicio de la evangelización del mundo obrero hoy. Sus publicaciones están orientadas a despertar la conciencia de las personas ante los retos e interpelaciones que el mundo moderno presenta a la fe cristiana en los aspectos laborales, sociales y políticos. A través de nuestras revistas, cuadernos y libros para crear y fortalecer conciencia de clase obrera y para mostrar la liberación del Evangelio de Jesucristo a los compañeros y compañeras de trabajo y compromiso.
Con ellas, generamos información y conciencia crítica, desde una perspectiva evangélica, sobre la realidad social, económica, política y cultural. Favorecen la formación de las personas y colectivos que se comprometen para transformar las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras. Contribuimos, modestamente, a la construcción de propuestas que aspiren a humanizar la organización social, económica y política.
Contamos para ello con el ¡Tú!, un periódico cristiano para trabajadores y trabajadoras, miembros de parroquias obreras y ciudadanos de los barrios populares, hoy multiétnicos y multiculturales.
La edición de libros está centrada en dos grandes ejes. Por un lado, el área Cristianismo y Sociedad. Por otro lado, el área temática del mundo del trabajo, las condiciones de vida de los trabajadores y de las propuestas políticas, sindicales y económicas para el empleo decente y una vida digna.
La revista ‘Noticias Obreras’, es nuestra mirada cristiana del trabajo humano y el bien común. Ofrece contenidos para la reflexión, el análisis y la información en su contexto y en profundidad para favorecer el diálogo, la reflexión y el compromiso social.
Los Cuadernos de reflexión tienen como objetivo llegar a trabajadores y trabajadoras con la aportación de textos de análisis y reflexión sobre las causas de la desigualdad y deshumanización del mundo obrero hoy.

Disponemos de una página web institucional (www.hoac.es) y participamos en las principales redes sociales, fb.com/hoac.es y @hoac_es, nuevos mecanismos de comunicación y de conversación, con una presencia activa, militante y comprometida, coherente y dialogante, como un lugar más donde desarrollar nuestra identidad y misión, valores y espiritualidad con los trabajadores y las trabajadoras.

El compromiso comunitario.
El Quehacer Apostólico Comunitario es el compromiso de todos y todas los militantes de la HOAC, el que cada uno tiene en su propio lugar de compromiso y también el que todas y todos asumimos comunitariamente. En cada diócesis nos hemos preguntado por los problemas que sufren los trabajadores y trabajadoras y una vez reflexionado sobre ellos, queremos dar una respuesta desde la fe a sus causas y sus consecuencias, hacer procesos de acompañamiento de las personas que los sufren y también, junto con ellas, desarrollar caminos, etc. Es la manera que tenemos de concretar comunitariamente nuestro compromiso allí donde estamos. En la actualidad lo hemos concretado en 5 situaciones de injusticia y empobrecimiento que viven los trabajadores y trabajadoras de nuestro país:
“Flexibilidad y precariedad del empleo y condiciones de trabajo”
“Paro, pobreza-marginación y exclusión social generadas por el mercado de trabajo”
“Dificultades que vive la familia obrera y educación”
“Desigualdades que viven y sufren las mujeres en el mundo obrero”
“Condiciones de vida y trabajo de los inmigrantes”.

“En nuestra opinión el reto que plantea a la evangelización la actual situación es combatir el empobrecimiento y deshumanización que genera el sistema (…) que domina nuestra sociedad y colaborar a construir un orden social más justo que ponga en el centro de la preocupación social a los empobrecidos…
Por ello, la clave evangelizadora está en que la Iglesia seamos capaces de proponer un proyecto de realización humana -Jesucristo- que responda al hombre y a la mujer de hoy que seamos capaces de acompañarlo en su construcción y desarrollo…
Hemos de hacer visibles realizaciones prácticas de esa nueva manera de ser y vivir en el seno del mundo obrero…una manera de sentir, pensar y actuar que sea vivible y que constituye el nuevo modo de ser y vivir que ofrecemos a los demás….
Camino de encarnación en la realidad de los empobrecidos del mundo obrero, para denunciar la injusticia que padecen…Camino de compartir con otras personas nuestro trabajo y nuestra vida….
Instrumento de concienciación y participación en las organizaciones del mundo obrero para afrontar el empobrecimiento y deshumanización de las personas.”
(Acuerdos de la XIII Asamblea General)

Un paso más en nuestro compromiso con el mundo obrero y del trabajo
Construyendo Iglesia en las periferias del mundo obrero. Justicia, #trabajodigno y solidaridad. (Lema de la XIII A. General)
Los hombres y mujeres de la HOAC nos hemos puesto de acuerdo para avanzar en vivir en comunión con los trabajadores y las trabajadoras más precarias y excluidas del mundo obrero y del trabajo. Y hemos decidido #Enla13 cómo lo vamos a hacer, situándonos y actuando en la realidad en torno a cuatro claves para la HOAC, centrales en la tarea evangelizadora de toda la Iglesia y que parten de la conversión a Jesucristo, base de cualquier acción:
Acompañar la vida de las personas en sus ambientes (familiar, eclesial, social y laboral) y colaborar con ellos a que se den las condiciones para que podamos vivir nuestra humanidad de manera plena.
Colaborar a un cambio de mentalidad (a una nueva manera de entender y comprender la realidad, el sentido que atribuimos a la vida personal y social, al ser humano y a su actividad, trabajo y política, etc.) y de la atmósfera cultural que nos envuelve y condiciona.
Colaborar al cambio de las instituciones para que estén mucho más al servicio de las necesidades de las personas, en particular de los empobrecidos y para animar y renovar el tejido social.
Colaborar a construir y dar visibilidad a experiencias alternativas en la forma de ser y trabajar (en el uso de los bienes, en las formas de trabajo, en la vida política, en la solidaridad con los empobrecidos, etc.).
Con ello queremos avanzar en vivir la comunión de bienes, vida y acción con las personas empobrecidas
En la HOAC, creemos que es hora de reforzar, con nuevos bríos, nuestro compromiso de llevar la Buena Noticia, la alegría del Evangelio al mundo obrero: Le pertenece.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

EL ÁRBOL DE ZAQUEO – David Santafé

EL ÁRBOL DE ZAQUEO – David Santafé

Estoy seguro de que os suena de algo el nombre de Zaqueo. Ya sabéis, ese publicano rico que se dedicaba a enriquecerse a costa de recaudar dinero para los romanos en tiempos de Jesús ¡Quién le iba a decir que la ocurrencia de subirse a un árbol, un sicomoro (porque...