Lo peor está por llegar – Baduel Clown

En estos tiempos tan convulsos, donde la sociedad está asediada por un enemigo poderoso, me recuerdo tanto de Jeremías que, llamado por Dios, alza su voz anunciando destrucción para la ciudad. Los falsos profetas hoy -al igual que ayer- tienen muchos seguidores y son casi omnipresentes, pues les escuchamos en todos los lugares y les vemos en todo momento, incluso les llevamos con nosotros y les invitamos a entrar a nuestras casas, ocupan un lugar en nuestras conversaciones, son la causa de emociones encontradas: falsas seguridades y temores infundidos, relajación social, etc. Ellos han logrado que desviemos nuestra mirada del peligro real.

Muchos dirán que soy profeta de calamidades y que mis afirmaciones no tienen fundamento, mi voz será silenciada o incluso ignorada. A Jeremías tampoco le quisieron escuchar y sin embargo pudo escribir el mensaje para que pudieran conocerlo.

Muchos han comentado que la situación está muy mal y que no puede ir a peor: la economía destrozada, los negocios cerrados, las familias de luto, las iglesias vacías, la juventud perdida, ¡ya no se puede ir a peor!

Hoy te digo que lo peor está por llegar… hoy se siguen tirando alimentos y vendrán tiempos de hambre. Hoy vivimos en un consumismo devorador y nos está devorando lentamente. Hoy seguimos viviendo sin autenticidad, de apariencias y ya vivimos en soledad masiva -sin conocernos-. Hoy estamos matando la naturaleza, convirtiéndola en materia prima para comercializar y desechar, y nosotros mismos nos ponemos en venta en el mercado laboral al mejor postor. Hoy abandonamos a nuestros hijos en las escuelas, matamos su creatividad, frustramos y maltratamos la infancia, pero en un abrir y cerrar de ojos seremos abandonados en manos de extraños en lugares lujosos pero fríos, llamados residencias de ancianos.

La pandemia no se va a terminar rápido, no todo va a ir bien, no habrá una vacuna segura y accesible a todos en un par de años, la pandemia va a intensificar todo: los que son solidarios serán aún más solidarios pero los que son egoístas lo serán aún mucho más. Vienen tiempos de violencia y guerra, de hambre, de injusticia, de abandono, de intoxicación, tiempos donde tus creencias serán cuestionadas y tú fe volverá a vivirse en catacumbas.

Los poderosos confían en su poder, su ciencia y sus falsos profetas que anuncian la paz y el bienestar. ¿Y tú?¿Qué vas a hacer?¿Puedes abrir los ojos, mirar con horror y escándalo lo que ves?¿Te vas a fiar de lo que escuchas?¿Vas a hacer un cambio de vida?¿Dónde tienes puesta tu confianza?

 

Si eres prudente escucharas estas palabras y comienzas a convertirte, a ser misericordioso, a tender la mano a tu prójimo, dejarás esta cultura del descarte y comenzarás a formar comunidad real dónde la vida se vive con autenticidad ¿Quieres ser feliz?¿Estás dispuesto a luchar por ello?

 

Quiero que sepas que no estás solo, yo estoy con vos y Dios con nosotros.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

PASCUA 6B, Un amor sin condiciones – Iñaki Otano

Cuando el amor o el afecto por una persona se convierte en afán de poseerla, nos viene el miedo a perderlo. Y este miedo a perder el amor “conquistado” hace a menudo la relación más difícil, menos fluida y más desconfiada.             Se puede tener la sensación de...

Primera ley estatal de cambio climático – Biotropía

Primera ley estatal de cambio climático – Biotropía

El pasado 8 de abril el Congreso de los Diputados daba luz verde a la esperada Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la primera con la que contará nuestro país, redactada tarde y a remolque de las directrices europeas. Una Ley que, como...