LIDER CON CORAZON DE SIERVO – CRISOL

​ LIDER CON CORAZON DE SIERVO

http://tcrisol.blogspot.com/

«Quien dijo que todo esta perdido. Yo vengo a ofrecer mi corazón» Mercedes y Fito

Es evidente, la crisis de liderazgos políticos, sociales y eclesiales que desorientan el rumbo de la historia hacia intereses particulares mezquinos generando reacciones de indignación, frustración y descontento en los pueblos. La deformación de una vocación del líder se ha producido entre otras razones por el Egoísmo y el miedo a perder el control ¿Acaso alguien lo puede tener?  Hombres y mujeres que ser sirven de los demás incluso llegando a extremos de alta corrupción sin importar las consecuencias para comunidades enteras y también con afectaciones graves para nuestra Madre Tierra. Como decía el gran humorista colombiano Jaime Garzón: “Hay mandatarios que no se dirigen al país sino se digieren al país”.

Ahora, será que el liderazgo es una oportunidad exclusiva para las personas que ostentan algún cargo de poder? O ¿Cualquiera de nosotros puede ser un líder? Bueno, creo que si podemos ejercer un liderazgo en nuestros círculos de influencia en la familia, iglesias o sociedad local.

Cuando influenciamos los pensamientos, las creencias o el desarrollo de otra persona estamos actuando como líderes. Y todos tenemos esa opción, a menos que vivamos como ermitaños aislados todo el tiempo de los demás. Y es una gran responsabilidad iniciando por la familia y proyectándose en el trabajo y la acción social o pastoral que realizamos con los jóvenes, con nuestra gente.

La clave de un buen liderazgo está en la influencia y no en la autoridad o un cargo de responsabilidad. ¿Quiénes son las personas que más han influido en tu vida? ¿Qué rasgos de liderazgo de Jesús encuentras en ellas? Necesitamos más testimonios contracorriente con la lógica del servicio, la humildad, el amor y la misericordia.

​Líder cristiano en este nuevo milenio será el de la demostración no el de la predicación. Debemos comportarnos de manera diferente con un testimonio contundente. “Mirad como se aman”. Ya los discursos vacíos o los rituales desencarnados nos dicen nada a las nuevas generaciones.  Jesús vino para darnos un ataque al corazón. Realmente quería meterse dentro de nosotros y transformarnos. Darnos un corazón de servidores o siervos pero insistimos en comportarnos con lo demás como los señores, las jefas o monseñores a los que hay que atender en sus demandas e incluso en sus caprichos.

Hay que CRECER en nuestra capacidad de liderar y esta tarea dura toda la vida. Muchos líderes fallan en su labor de adquirir conocimientos nuevos que enriquezcan su servicio porque tienen muchísimas cosas por hacer; van muy rápido y tratan cumplir demasiadas metas. 

Muchos líderes están convencidos de que no tienen tiempo pero esto es falso porque es una cuestión de priorizar y organizarse programando los momentos concretos para cultivar ese crecimiento como discípulas y discípulos de Jesús vigentes, actualizados y eficaces que no buscan los primeros puestos sino que se hacen últimos y servidores de los demás formando nuevos líderes servidores especialmente con los más jóvenes que esperan encontrar referentes que les compartan una visión de un futuro esperanzador, los escuchen y se pongan a caminar con ellos en esa dirección desde un liderazgo participativo para el nuevo milenio.

Referencia bibliográfica: CRECER. Una lección de liderazgo para toda la vida. Autores: Ken Blanchard y Mark Miller

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Más guerras, más gasto militar – Biotropia

Más guerras, más gasto militar – Biotropia

Más guerras, más gasto militar BIOTROPIA https://biotropia.net/2022/05/29/mas-guerras-mas-gasto-militar/ «Cuanto más armamos el mundo, más conflictos armados tiene el mundo. La curva de incremento del gasto militar mundial coincide con la curva de incremento de los...