Las “amenazas del sur” – Biotropia

Las “amenazas del sur”

Biotropia

https://biotropia.net/2022/06/30/las-amenazas-del-sur/

Los medios de comunicación se hacen eco de la satisfacción del Gobierno de España por el hecho de que la OTAN haya reconocido en su nueva hoja de ruta —por primera vez en su historia— las “amenazas del flanco sur”, precisamente en un momento en que las preocupaciones de la Alianza Atlántica están centradas en la invasión rusa de Ucrania.

Resulta cuestionante que esta preocupación por “las amenazas del sur” se plasme unos días después de la última tragedia en la valla de Melilla, en la que cerca de dos mil personas se enfrentaron a las autoridades marroquíes y españolas en un asalto masivo a la frontera, con decenas de muertos y heridos.

Es motivo de reflexión, como mínimo, el hecho de que se pretenda dar una respuesta militar a situaciones que tienen que ver en su origen con la pobreza. En palabras de Santiago Agrelo, obispo emérito de Tánger: “No sé qué mensaje se esconde detrás de la militarización de la frontera. Es algo tan absurdo lo que llevamos viendo en las fronteras en los últimos 15 años, que no consigo intuir siquiera qué es lo que se pretende con ese derroche de dinero y de vidas humanas”.

El mismo Santiago Agrelo publica en Noticias Obreras a propósito de los jóvenes africanos fallecidos en la valla de Melilla: “La culpa es de los muertos. Los violentos son los muertos. Los responsables son los muertos. Las autoridades de los pueblos solo pueden felicitarse de haber conseguido que los violentos estén muertos, que los sin derechos estén muertos, que los sin pan estén muertos.”

Y en una entrevista en el mismo medio, continúa Santiago Agrelo: “Yo no puedo olvidar que en las fronteras los pobres sufren, y sufren y sufren y mueren. Yo no puedo olvidar que esos sufrimientos y esas muertes son evitables. Yo no puedo olvidar que esos sufrimientos y esas muertes, aunque sean otros lo que los causan, los causan siempre en mi nombre”.

“Si quieres la paz, no prepares la guerra”. Con este espíritu contrario al dicho latino, miles de personas se manifestaron en Madrid en vísperas de la cumbre de la OTAN bajo el lema “No a las guerras. No a la OTAN. Por la paz”.

Y para reflexionar serenamente, entre los muchos comentarios que ha suscitado el drama de Melilla, seleccionamos el de Santi Torres en el blog de Cristianismo y Justicia: “El peligro de acostumbrarnos a todo esto y de hacernos indiferentes es tan grande… La mayoría pronto olvidaremos el episodio…”

Descanso veraniego

Sin olvidarnos de los episodios y de las injusticias de nuestro mundo, como otros años, nos despedimos hasta después del verano, anunciando el próximo encuentro de Biotropía el fin de semana del 17-18 de septiembre en Cañicosa (Segovia). La Asamblea anual de la asociación tendrá lugar el sábado 17.

La cita espiritual. «La voz del silencio». Salomé Arricibita.

Hay silencios que levantan muros y silencios que los otorgan.
Hay intenciones con bondad, que en silencio no se mojan.
Hay silencios de poder que nos «guardan» las fronteras.
Hay silencios de querer, que por no querer, condenan.

Hay silencios helados, que nos gritan a la cara
y silenciamos su grito, apagando la pantalla.
Hay silencios del alma que nos hacen tener miedo
y los miedos, a sus anchas, nos silencian la esperanza

Hay miradas en silencio, que me atruenan las entrañas,
largas colas, frío y miedo, rabiando desesperanza.
Hay tristezas tan profundas, que nunca sabré a que saben;
ojalá enjugar sus lágrimas, iluminase oscuridades.

Hay silencios que incomodan porque reclaman justicia.
Hay silencios que acompañan porque comparten la vida.
Hay silencios que se alejan, silencios de manos frías.
Y hay silencios que calientan el alma como caricias.
Hay silencios que se cortan, porque en verdad no hay palabras,
¡tantos seres sin hogar y yo aquí sin hacer nada!
Hay canciones en silencio y hay silencios que me cantan.
Que cante mi corazón, aunque quiera callar mi alma.

Seamos voz del silencio de los que pierden su vida,
voz fuerte para que caigan las vallas y concertinas.
Seamos voz que nos saque del silencio que inmoviliza,
voz que toque los corazones para curar sus heridas.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos