La gente dice – Baduel Clown

Etiquetas:

En la sociedad actual existen muchas variables que afectan al desarrollo de la sociedad. En mi año de pastoral me encuentro (entre las montañas de Colombia) donde el pan nuestro de cada día son los chismes y es por esto que me he preguntado sobre este fenómeno y me dispongo a desarrollar algunas ideas sobre el tema.

A qué nos referimos con la palabra “chisme”, aunque todos sabemos que esta palabra tiene diversas acepciones en este momento nos referiremos a ella como: narración que involucra a una o varias personas afectando su reputación y fama con divulgación de información de fuente enigmática con discurso atrayente, teniendo la cualidad de ir creciendo conforme se va propagando.

En las sociedades actuales vivimos en un constante estado de desinformación, movidos por una inmediatez consumista. Esto nos lleva a creer lo primero que nos llega, sin verificar su veracidad ni intencionalidad, buscando estar actualizados consumimos y olvidamos muchos titulares, sin verificar ni dar seguimiento a profundidad de las causas y consecuencias de los supuestos hechos.

¿Quién de nosotros no ha escuchado un chisme? ¿Quién no ha propagado un chisme?¿Quién no ha sido víctima de un chisme? Pero… ¿Cuántos de nosotros estamos dispuestos a ponerle un alto a esto?

Desde mi punto de vista este fenómeno es el principio de muchos males que hoy padecen nuestras sociedades afectando todas la relaciones (interpersonales). El chisme constituye un factor que provoca la falta de confianza. Crea inseguridad para hacer cosas buenas por el miedo a caer en la lengua del vulgo. Destruye el tejido social. Causa relaciones vacías, sin fundamento, sostenidas por apariencias. Relacionado a esto sucede el fenómeno descrito por una canción moderna “si no me acuerdo no paso” causando que todo lo que parece tener importancia ha de estar publicado en redes sociales y con métodos de verificación (fotos y videos entre otros).

En esta semana se leía en el templo un texto bíblico conocido por muchos, pero que yo no había puesto el oído a un punto concreto como lo abordo ahora. Es el texto donde Jesús pregunta a sus discípulos “¿Quién dice la gente que soy yo?” y hago énfasis en que “la gente” dice muchas y diversas cosas como suele pasar en lo cotidiano de nuestras vidas, sin embargo el hecho de que “la gente” lo diga no es argumento de veracidad y… siguiendo con el texto bíblico lo que diga “la gente” ha de ser relegado a un segundo plano y pasar sin importancia, para ir en búsqueda de la opinión proveniente de personas con nombre y rostro, personas de confianza y cercanía que pueden dar una respuesta que tiene importancia para el interlocutor que está en búsqueda de la verdad.

El chisme es como el cáncer que si no es tratado y extirpado a tiempo provoca la muerte. Los grupos de amigos tienen unas relaciones muertas, las familias están muertas, la sociedad entera está muerta y es necesario resucitarlos. Que las familias, comunidades, amigos y otros grupos tengan vida y vida en abundancia. Que nuestro hablar este lleno de palabras de vida. Que se pueda sostener una conversación que aliente y no desgaste. Que nuestros comentarios no sean tóxicos sino inspiradores. (Que nuestra comedia sea rehabilitante y destructora de mitos y falsedades). Pues es necesario deconstruir para rehabilitar y construir el Reino de verdad y justicia.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Planes aplazados, sueños intactos – Miguel Jaimes

Planes aplazados, sueños intactos – Miguel Jaimes

Los jóvenes de Colombia y América latina han vivido las consecuencias de la inequidad y la falta de oportunidades en la educación y el trabajo en sistemas políticos y económicos que siguen en deuda con las nuevas generaciones.  Ellas y ellos han manifestado su...