Jóvenes, identidad y territorios – Miguel Jaimes

Etiquetas:

En nuestros barrios y ciudades coexisten diversas formas de ser y expresar la juventud que están relacionadas con los lugares que habitan y las culturas locales y globales que van influyendo en sus mundos vitales.
Son los acontecimientos que marcan su vida y sus corporalidades las que les ayudan a ir formando una identidad propia y una ciudadanía plena. Ser joven, afrodescendiente en un barrio popular va generando una serie de experiencias de aprobación o desaprobación del orden social y religioso que colocan en tensión a cada joven en búsqueda de pertenecer a algo y encontrar un lugar donde desarrollar sus propias búsquedas con otros.

La juventud tiene que ver con los entornos donde las y los jóvenes hacen sus vidas. Así, la identidad se relaciona con el territorio, por lo que no se vive exactamente la misma juventud en cualquier escenario de una ciudad como Bogotá, Lima o Buenos Aires.

La forma tradicional como se identifica la juventud es como la etapa de moratoria social entendida como un momento en la vida para prepararse para la vida adulta. Jóvenes son sinónimo de estudiantes pero esta mirada limitada excluye a jóvenes trabajadores o las jóvenes que son madres adolescentes. También se quedan por fuera los NINIs, jóvenes que NI estudian Ni trabajan.

Hay canciones que logran expresar esta búsqueda de afirmar la identidad más allá de los estereotipos de los adultos:

Yo caí, me paré, caminé, me subí

Me fui contra la corriente y también me perdí

Fracasé, me encontré, lo viví y aprendí

Cuando más te pegas fuerte, más profundo

es el beat

Y no te preocupes si no te aprueban

Cuando te critiquen tú solo di

Soy yo

Soy yo, soy, soy, soy, yo yo yo

SOY YO (BOMBA ESTEREO)

Critican todo lo que ven en mí
Inventan chismes que no son ciertos
¿Con quién hablo, con quién salgo, con quién ando?
¿Qué te importa? Es mi vida

Si yo no le hago daño a nadie
¿Quién eres tú para decirme cómo vivir?
¿Quién eres tú?

Me vale lo que piensen, hablen de mí
Es mi vida y yo soy así, Simón

ME VALE (MANA)

Las culturas propician y favorecen ciertas construcciones de la subjetividad al tiempo que restringen, hacen invisibles y hasta estigmatizan otras. ¿Qué prejuicios encontramos en la mirada adulta (familia, iglesia, escuela) frente a los sujetos juveniles?

Entre más tiendan las sociedades a regular a los sujetos, las identidades serán más rígidas, homogéneas y cercanas a lo que se espera como un sujeto “normal”. Pero en los territorios cotidianos emergen jóvenes en rebeldía con esta “normalidad”, intercambian ideas, sensibilidades, experiencias, simbolismos que les da la música, la virtualidad, la lucha contra las desigualdades y la búsqueda de libertad. Es una pena que siguen siendo victimas de violencias y masacres en sus propio territorios.

La acción educativa y pastoral que realizamos esta llamada a tener muy presente las identidades propias que los y las jóvenes construyen en sus territorios locales y virtuales para comprender las subjetividades que los habitan y proponer un dialogo con la persona de Jesús profeta y amigo.

¿Acaso no nos damos cuenta de lo horrible que es que todos seamos iguales que todos? ¿Por qué queremos parecernos a un estándar? ¿Por qué el ser humano se está volviendo cada vez más esclavo de las apariencias, olvidándose de lo indispensable que es ser? (Dios es Joven – Papa Francisco)

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

El abad y el gurú – Josep Perich

El abad y el gurú – Josep Perich

Un abad de un célebre monasterio fue a consultar  a un famoso gurú en las montañas del Himalaya. El abad le contó al gurú que en otro tiempo, las celdas de su monasterio estaban llenas de jóvenes novicios, y en su iglesia resonaba el armonioso canto de los monjes....