ESPACIOS PARA EL ENCUENTRO. ELOI ARAN, ARQUITECTO Y TEÓLOGO – Silvia Martínez Cano

Etiquetas: ,

Encontrarse, lugar donde quedar entre el tránsito de las obligaciones; lugar de gratuidad donde damos un respiro al tiempo y la posibilidad a un diálogo sincero. Recorramos las posibilidades de estos espacios de encuentro acompañados por algunos ejemplos desarrollados por T113-Taller de arquitectura en Barcelona.

Encontrar un corazón que celebra

Nos encontramos para celebrar eventos, también para celebrar la fe. Una mesa bien dispuesta, un espacio acogedor, una luz adecuada… son rasgos ineludibles para encontrarnos en el corazón de la celebración.

Ejemplo 1: reforma de la iglesia escolar de Lestonnac-Barcelona

Pie de foto: Reforma de la iglesia escolar de Lestonnac-Barcelona, Eloi Aran.

En este primer ejemplo se ha buscado convocar la comunidad en torno de la mesa de la Palabra y la mesa de la Eucaristía. Por ello se ha pasado de una composición lineal a una más central, derruyendo el antiguo presbiterio para crear otro nuevo de madera que se alarga hasta dos de las capillas laterales, que ahora también se ocupa con bancos. Una grada móvil de madera separa el nuevo ámbito del presbiterio respecto un espacio posterior que actúa a modo de capilla del Santísimo y que desaparece cuando la grada se corre hacia atrás para las grandes celebraciones, pudiendo adaptar así el espacio celebrativo al número de participantes. Marcando la nueva centralidad se ha dispuesto un baldaquino circular suspendido del que cuelga un crucifijo, señalando la presencia de Cristo en los tres muebles del presbiterio situados: sede, altar y ambón.

La actuación también ha tenido en cuenta el carisma de la orden y la posibilidad de diferentes dinámicas y uso pastoral del espacio creando unos retablos móviles situados en las capillas laterales. Estos elementos contienen un mosaico de vinilos de lápices de colores en su parte frontal mientras que, en la parte posterior, se ha dispuesto una pizarra para rotuladores.

Encontrar una cabeza que reflexiona

Nos encontramos para charlar con amigos, interrogarnos y dilucidar pensamientos, también para dar razones de nuestra esperanza (1Pe 3,15). El espacio no puede ser neutro, sino que debe ser capaz de transmitir una buena noticia, comunicar una cierta narración simbólica. La disposición de elementos o las formas y los materiales que se usan en un espacio pueden ayudar a «hacer hablar» al espacio más allá del acto celebrativo.

Ejemplo 2: capilla de san Ignacio en la residencia de los jesuitas

Pie de foto: Capilla de San Ignacio en la residencia de los jesuitas, Eloi Aran.

En este segundo ejemplo se transformó una capilla de la residencia principal de los padres jesuitas con una clara intención comunicativa: plasmar plásticamente la espiritualidad ignaciana derivada de los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola.

Dada su proporción lineal, se dividió su lado mayor en cuatro paneles que arrancaban de la parte inferior y se doblaban hacia los ventanales superiores de la pared opuesta, recreando así la Cueva del Santuario de Manresa, lugar donde se escribieron los Ejercicios. Estos cuatro paneles responden, a su vez, a las cuatro semanas de los Ejercicios, que quedan caracterizados por un mural de tela de saco –san Ignacio era conocido como el «hombre de saco» por su vestimenta de peregrino– y se vinculan a una de las contemplaciones que se propone para cada semana. En el tercer panel, correspondiente a la contemplación de la Pasión de Cristo, es donde se sitúa el nuevo presbiterio, ayudando a una celebración de forma asamblearia.

Por debajo de los ventanales de la pared opuesta a los paneles verticales, se dispone un panel corrido de forma horizontal que incorpora el skyline de la montaña de Montserrat, el mismo que vería san Ignacio desde la Cueva, que culmina con una pequeña imagen de la Virgen de Montserrat, que mira hacia el altar acompañando a los participantes. Este mismo panel horizontal se dobla y entra en el pequeño espacio de vestíbulo, donde se dispone una talla de madera de san Ignacio que recibe al visitante con la definición de los Ejercicios de fondo.

Encontrar un cuerpo que se relaciona

Nos encontramos para estar con el mundo, también para ser útiles y ayudar a los demás. Para ello contamos con nuestras manos, nuestra palabra y nuestro cuerpo, en definitiva.

Ejemplo 3: Proyecto de Capilla Efímera

Pie de foto: Proyecto de Capilla Efímera, Eloi Aran.

Este tercer ejemplo nace de un concurso de capilla efímera o transportable. La idea era envolver el espacio con una tela metálica que remitiese a la red de un pescador, siendo la cruz el mástil y la tarima la barca que navega por el espacio urbano. Estos materiales permitían un transporte fácil y, sobre todo, posibilitar diferentes tipos de celebración o espacios de oración en diversos lugares. El espacio religioso se presenta cargado de significado –la Iglesia que peregrina por la tierra– y que abre su interior, como espacio de encuentro, a todo aquel que lo quiera visitar.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Descarga el pdf del artículo RPJ nº 538 - Discernir en comunidad - Jorge Sierra Lo reconozco. A pesar de llevar años viviendo en comunidad, no se puede decir que tenga una gran experiencia en discernimiento comunitario. No en intentar discernir reunidos en comunidad,...

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Hoy damos la palabra a Carlos Galán Moreu, CSsR. Así se presenta: «Mi nombre es Carlos y soy misionero redentorista y sacerdote. Nací en Granada hace ya 31 años. Como religioso he pasado por varias ciudades de nuestro país y del extranjero, pero ahora vivo en Valencia...