El olvido de la pasión, y otras reflexiones – Baduel Clown

El olvido de la Pasión es a la vez el olvido de los crucificados.

Es pretender que el evangelio -su anuncio y práctica- no tienen consecuencias. Es quedarnos con un Jesús glorioso que justifique nuestra gloria y olvidarnos del proceso histórico de anuncio y denuncia padeciendo las consecuencias con el paso por la cruz.

El olvido de la pasión es olvidarnos de la entrega en vida hasta las últimas consecuencias y olvidarnos además de lo importante que es construir Reino. Es olvidarnos del auténtico camino que ha de pasar por la cruz y querer un rey poderoso e imperial, sin un Reino de servicio

El olvido de la pasión es olvidarnos que la pasión continúa hoy.

Nunca estarás sola, pues el universo está contigo y te abraza y te cobija. Yo  ahora soy parte de él, ya lo he decidido: vivir en armonía y dejar fluir, ocuparme de vivir en libertad y alegría, lo he decidido, soy parte de él y estoy contigo, a tu favor.

 

La  castidad es la pureza de corazón que se respira, se toca, se mira, se escucha, se habla, y no se contamina por cercanía o lejanía, tampoco es cuestión de sexo ni genero, la pureza es ver más allá de la piel, es tocar con amor, es escuchar con comprención y misericordia, es respirar con paz en el alma, es hablar sin juzgar. Tener una vida casta no es una vida de rechazo, sino de plenitud.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos