EL MUNDO ESTÁ EN CAMBIO ¿NO TE DAS CUENTA? – Badel clown

Etiquetas:

Hay muchos que no se quieren dar cuenta, están muy cómodos con sus estatus y sus riquezas. Pero ya llega el día en donde todo cambiará, aquellos que no han dado un salario justo mendigarán por las calles; los que han fomentado la esclavitud serán puestos en venta como esclavos, al mejor postor; y tantos empresarios y políticos que han negado el derecho de la salud a todos por igual enfermarán sin remedio, y de nada les servirán su ciencia, sus influencias, sus propiedades ni riquezas. A los pobres en/de amor que han dedicado su vida a acumular riquezas sin medida lo perderán todo, sus familiares y amigos no les reconocerán, sus hijos los abandonarán a su suerte y su dinero será repartido entre los que pasaban hambre y sed. Pronto llegarán los días, y ya están cerca, donde los que tenían alimento en abundancia y tiraban la comida por tierra pasarán hambre y comerán del polvo con sus labios resecos. No será de mejor manera para todos aquellos que pudiendo sembrar un árbol no lo hicieron, aquellos que contaminaron el agua y el viento, todos ellos serán abandonados a su suerte en el desierto.

Ya es hora de dar un cambio a nuestro estilo de vida tan consumista, ¡hazlo pronto! no sea que llegue el momento y te sorprenda sin haber hecho el intento, y seas consumido por el calor inclemente, seas ahogado por las aguas plastificadas del mar o seas intoxicado por la smog cancerígena del viento del norte.

El mundo cambia, la naturaleza quiere seguir dando vida, pero hay plaga que no es bienvenida. ¡Si tan solo hoy abrieras tu corazón y lo intentaras!

Si tu vida, tu sentir y pensar son pro-existentes con los otros y con la naturaleza tendrás vida y vida en abundancia, el pueblo entero vivirá, pero ay de aquellos que viendo lo que ven y escuchando lo que se dice endurecen su corazón y consumen más que antes, pues el veneno invadirá hasta el último de sus cabellos.

Y no seas insensato intentando culpar a Dios por el mal que te acecha, pues sabes bien que solo es la consecuencia de tu actuar, el de tus antepasados y de todas las estructuras económico-comerciales injustas que hemos construido como sociedad, y recuerda que todo tiene límite. Pero tampoco te enajenes pensando que bastaba solo rezar y rezar sin siquiera cambiar tu (estilo) vida, Dios no es opio. Dios quiere que vivas, que seas feliz y seas fecundo (des vida). Cuídate que te quiero… y te quiero bien.

AL SISTEMA NO LE SERVIMOS LIBRES

Badel clown

materialudico@gmail.com

Al sistema no le sirve la función materna, porque no produce bienes económicos.

Al sistema no le sirve un ser humano, le sirve un consumidor.

Al sistema no le sirven humanos criados en amor y respeto, le sirven humanos robotizados y con carencias, pues son los mejores consumidores.

Al sistema no le sirven niños creciendo con creatividad e imaginación, le sirven niños creciendo alienados con pantallas que les dicen cómo debe ser el mundo.

Al sistema no le sirven niños felices jugando en la calle, le sirven niños que piden que compremos más y más cosas.

Al sistema NO LE SERVIMOS LIBRES.

Por eso, nuestra llegada al mundo y crianza son intervenidas, supervisadas, manoseadas, desconectadas, desafectadas, ignoradas, subvaluadas.

Por suerte, podemos despertar.

Y solo sé que, cuando despiertas, es muy difícil volver atrás.

 

 

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Testimonio inspirador de una religiosa – Lorena Pelusa

Testimonio inspirador de una religiosa – Lorena Pelusa

El Seminario de Planificación Pastoral participativa ha sido una propuesta que ha acompañado y formado a pastoralistas de Latinoamérica y el mundo por mas de tres décadas. Los testimonios de mujeres y hombres participantes nos animan a seguir apostando por una iglesia...

1º dom Adviento, Ya y todavía no – Iñaki Otano

1º dom Adviento, Ya y todavía no – Iñaki Otano

Una insistencia en este texto evangélico del primer domingo de Adviento: Velad, estad atentos porque no sabemos cuándo vendrá el dueño de la casa. Y, sin embargo, al principio de su predicación, el mismo Jesús nos recuerda que “el Reino de Dios está entre nosotros”....