EL CLUB – Mª Ángeles López Romero

Etiquetas: ,

Desde hace ya demasiado tiempo la religión y la Iglesia católicas han sido vistas por muchas personas como un férreo código moral que marcaba con la señal de pecadores a quienes lo incumplían y su fiel e intransigente guardián. Normas y más normas –siempre más relacionadas con la sexualidad que con el dinero, por ejemplo– para organizar la vida de todos. Y los encargados de velar por su cumplimiento, inflexibles frente a las más mínimas desviaciones.

Sin embargo, se nos olvida a menudo recordar como creyentes a la sociedad que el código moral que propone Jesús de Nazaret no sigue patrones normativos al uso. Es más bien una apuesta radical por el principio absoluto del amor en sus múltiples variantes: la misericordia, el perdón, la comprensión, la compasión…

No es fácil, claro, medir el amor, más aún cuando se nos pide que lo derramemos «sin medida». De ahí que los seres humanos, tan dados a reducir todo a nuestra propia magnitud, hayamos inventado fórmulas para decidir quién queda fuera y quién dentro de nuestro selecto club.

Pero la fórmula de la educación moral es en realidad mucho más simple: cuando dudes, pregúntate qué haría Jesús. Si aun así dudas, porque no siempre es fácil situar al Maestro de Nazaret en el complejo contexto contemporáneo, con sus matices, sus novedades de vértigo y su asombrosa capacidad para generar fake news, que en la balanza gane siempre el amor frente a la envidia, la violencia, la avaricia o la ira.

Las parroquias alemanas lo han tenido claro cuando se ha tratado de acoger o expulsar a inmigrantes. Las religiosas vedrunas o adoratrices, cuando había que elegir entre proteger o condenar a las mujeres víctimas de la trata y la prostitución. Lo mismo las comunidades que acogen a divorciados o visitan a delincuentes en las cárceles. Cristianamente no hay duda: el ser humano siempre por encima de la ley. Y educativamente no hay nada más eficaz: el ejemplo. Un ejemplo moral que no siempre aparece en los códigos. Pero garantiza la pertenencia al club de los seguidores de Jesús.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Descarga el pdf del artículo RPJ nº 538 - Discernir en comunidad - Jorge Sierra Lo reconozco. A pesar de llevar años viviendo en comunidad, no se puede decir que tenga una gran experiencia en discernimiento comunitario. No en intentar discernir reunidos en comunidad,...

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Hoy damos la palabra a Carlos Galán Moreu, CSsR. Así se presenta: «Mi nombre es Carlos y soy misionero redentorista y sacerdote. Nací en Granada hace ya 31 años. Como religioso he pasado por varias ciudades de nuestro país y del extranjero, pero ahora vivo en Valencia...