Editorial RPJ Nº 530, Diálogo interreligioso

Etiquetas:

Vivimos un intenso y apasionante momento eclesial en Europa y en esta aldea cada vez más global que es nuestro mundo. Y cuantos tenemos la suerte de trabajar entre jóvenes sabemos bien lo que esto tiene de mestizaje y de aceptación de la diferencia. Los jóvenes no entienden de líneas y fronteras, de «tú estás dentro y tú fuera», de «tú eres de los míos y tú no»… Creo que todo eso les suena a cosas de mayores. Y dentro de esas fronteras, la de la religión les suena a una más, que solo sirve para dividir y clasificar a las personas, en lugar de unir y aunar espíritus.

Seguramente una de las causas más importantes de desafección juvenil por la Iglesia sea precisamente este hecho de «marcarse» dentro de una pertenencia, para diferenciarse del resto de pertenencias. Si hasta no hace mucho la Iglesia cumplía un papel de socialización de nuestros jóvenes, hoy para muchos pertenecer a un grupo religioso, movimiento o comunidad es perder capacidad para encontrarse con el diferente, al que se acepta con bastante incondicionalidad.

Quiero citar directamente, tomando algunas frases de las 19 páginas del documento pre-sinodal elaborado en Roma recientemente.

  • «A veces, nos sentimos excluidos por ser cristianos en un ambiente adverso a la religión. Somos conscientes de que tenemos que encontrarnos con nosotros mismos y con los otros para generar lazos profundos».
  • «Valoramos la diversidad de ideas en nuestro mundo globalizado, el respeto por el pensamiento ajeno y la libertad de expresión».
  • «No debemos temer nuestra diversidad, sino celebrar nuestras diferencias y lo que nos hace únicos».
  • «En un mundo globalizado e interreligioso, la Iglesia necesita, no solo mostrar, sino también trabajar sobre las directrices teológicas ya existentes, para un diálogo pacífico y constructivo con personas de otras creencias y tradiciones».

Obviamente esta aceptación tiene su lado negativo: relativismo de los propios credos, igualación a mínimos, pérdida de interés por las prácticas religiosas… Son peligros claros y reales, pero no deben opacar las claridades que también comportan. Efectivamente, el joven actual tiende a no integrarse ni comprometerse con una forma de vida espiritual, a excepción de las minorías más conservadoras y fundamentalistas que encuentran en ellas la seguridad de la norma… Pero también es cierto que acercarse al diferente como ellos lo hacen, sin barreras, a corazón descubierto, desde la mera autenticidad de la experiencia vivida, es también un ejemplo de escucha y de encuentro, y nos recuerda al nazareno que aprendió de la sirio-fenicia a extender su idea de Reino a todos los seres humanos, o que puso de ejemplo de amor práctico al samaritano, o que no tuvo problema en entrar en la casa del centurión romano y muy pagano, y proponerlo como modelo de fe…

Este número de RPJ quiere girar en torno a esa experiencia de encuentro con otras tradiciones espirituales, que va siendo cada vez más normal, y que los jóvenes viven con más normalidad que nosotros. En muchos de nuestros colegios católicos hay ya alumnos y alumnas de tradición musulmana, budista, e incluso de formas de espiritualidad menos tradicionales… Podemos echar a correr y replegarnos en nuestros cuarteles de invierno para adoctrinar con vehemencia a la minoría católica que aún confía en nosotros, o podemos arriesgarnos a que la experiencia de encuentro espiritual profundo enriquezca a unos y a otros, creando espacios de diálogo profundos y enriquecedores. Creemos sinceramente que lejos de desdibujar a Jesús en esta experiencia de encuentro, lo haremos más presente y actuante pues nos pareceremos más a él, y resultaremos más seguidores cuanto más practiquemos este mestizaje.

Os regalamos una preciosa reflexión de Chema Pérez-Soba sobre qué hacer con el diferente, así como unas cuantas experiencias interesantes de oración, reflexión, celebración, búsqueda compartida… con otras tradiciones espirituales.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Y eso de discernir en comunidad – Jorge Sierra

Descarga el pdf del artículo RPJ nº 538 - Discernir en comunidad - Jorge Sierra Lo reconozco. A pesar de llevar años viviendo en comunidad, no se puede decir que tenga una gran experiencia en discernimiento comunitario. No en intentar discernir reunidos en comunidad,...

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Por el mundo, sin miedo – Carlos Galán Moreu

Hoy damos la palabra a Carlos Galán Moreu, CSsR. Así se presenta: «Mi nombre es Carlos y soy misionero redentorista y sacerdote. Nací en Granada hace ya 31 años. Como religioso he pasado por varias ciudades de nuestro país y del extranjero, pero ahora vivo en Valencia...