Dunquerque, buena peli – Fran Beunza

Etiquetas:

La película es de lo mejor que he visto en los últimos tiempos en cine bélico. No te equivoques. No voy a comparar nuestro confinamiento con el cerco Nazi a miles de soldados. Son temas muy distintos aunque el lenguaje de estos días permite ciertas licencias para insuflar ánimos a la población. Aunque ya nos avisan algunos grandes pensadores de que el lenguaje bélico puede ser peligroso para futuras decisiones políticas.

 En realidad lo que me resuena interiormente es una de las escenas finales. https://www.youtube.com/watch?v=vtibK6xBBiE&t=2s

Pienso que es una profecía del final de la cuarentena, (no del final de la pandemia) por estos 4 motivos:

  1. Salvar el muelle implicaba permitir la salvación de los soldados. Salvar el muelle para el piloto implicar morir o caer preso del enemigo. El sacrificio de estos meses tiene como destino “el ser presos del enemigo”. El enemigo será el estrés postraumático, el cansancio, el enorme duelo (sin despedida) al que muchos ya se enfrentan. El enemigo es también el monotema que nos invade. El piloto sabe de estos enemigos. Y la victoria de los demás significa su derrota. Pero lo hace porque hay un sentido mayor al individual, como tantas personas vemos que hacen su labor cotidiana con este sentido tan cristiano estos días.
  2. La belleza del vuelo final: los rostros de los que se han visto salvados. La playa libre del enemigo. El aterrizaje con la puesta de sol. Será un tiempo breve pero bello cuando hayamos superado esta primera parte de la crisis. Aterrizaremos en otra etapa. Será distinto y se nos pedirán nuevos esfuerzos. De nosotros dependerá aquello que recordemos de estos tiempos. Los soldados no podrán olvidar nunca quien los salvo en Dunquerque. No olvidemos nosotros.
  3. Quemar el avión: Se han salvado muchos pero empieza otra batalla. En nuestro caso otros retos. Cómo será la vuelta a la normalidad, la crisis que se avecina, el desgaste personal de cada uno, el terreno político. “Quemaremos” pues antiguas herramientas porque necesitaremos nuevas. Veremos de lo que somos capaces de conseguir .
  4. La música: Es una maravilla. La música suena a salvación. Comienza  algo nuevo. Toda la música de la peli es de una tensión constante excepto esta melodía final. Que te recomiendo: Variation 15 (Dunkirk) – Benjamin Wallfisch

 

Se terminará la cuarentena. Habrá sido un gran desastre la cantidad de personas que habrán muerto, habrá sido una gran victoria todos aquellos que se han salvado. Y no sabremos bien si reír o llorar porque no acabará abruptamente. Durante mucho tiempo estaremos luchando contra este virus. No seguirá haciendo falta cada pequeña partícula de fuerza de voluntad y espíritu que tengamos y el sentido profundo de un bien mayor, ojala esta vez, para toda la humanidad y el planeta, no solo para unos cuantos.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Y nuestros planes – Miguel Jaimes

Y nuestros planes – Miguel Jaimes

Te interesará también... Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes. Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción. últimos artículosfacebooktwitterinstagram

RPJ EN ABIERTO PARA TI – Juan Carlos de la Riva

RPJ EN ABIERTO PARA TI – Juan Carlos de la Riva

Desde el número 542 de mayo de este año, RPJ se ofrece de modo digital y en abierto a todos y todas las agentes de pastoral y a los propios jóvenes que quieran leerla y compartirla. La necesaria adaptación a los nuevos modos de acceso a la información nos invitan a...