disfrutando del banquete del reino – José L Viguer

Etiquetas:

Escuela de Pastoral Educativa, Valencia 28 y 29 de marzo.

Algo se mueve en Pastoral… Son varios los encuentros y propuestas que se van creando para la pastoral que brotan de iniciativas en red, puestas en marcha a partir de la sinergia de varias instituciones que reflexionan, preparan y desarrollan un proyecto común. Una de las periferias de las que habla Francisco, la educación, comienza a ser habitada con estilos y propuestas diferentes. Desde RPJ queremos destacar esta primera edición de la “Escuela de Pastoral educativa” dirigida a educadores de Infantil, Primaria y Secundaria de varios colegios de Valencia

Desde hace unos meses venimos pensando en ofrecer alguna iniciativa desde distintas Instituciones y Congregaciones Religiosas en Valencia, para favorecer una Pastoral Educativa que responda a los desafíos de la evangelización. Para formar y consolidar la identidad del educador cristiano como agente evangelizador. Para ofrecer un espacio de experiencia que permita la reflexión compartida.

En su Exhortación “La alegría del Evangelio”, el Papa Francisco plantea una serie de cuestiones sobre la pastoral juvenil. La primera de ellas, tiene que ver con una cuestión no abordada todavía: la autorreferencialidad de nuestras estructuras pastorales:

105. La pastoral juvenil, tal como estábamos acostumbrados a desarrollarla, ha sufrido el embate de los cambios sociales. Los jóvenes, en las estructuras habituales, no suelen encontrar respuestas a sus inquietudes, necesidades, problemáticas y heridas. A los adultos nos cuesta escucharlos con paciencia, comprender sus inquietudes o sus reclamos, y aprender a hablarles en el lenguaje que ellos comprenden. 

Y así, desde diferentes inquietudes y ganas de hacer, ¡manos a la obra!

Comienza el Banquete del Reino y con él, la Escuela de Pastoral Educativa que ha coordinado Escuelas Católicas y el Centro Arrupe (Jesuitas), congregando a más de 150 educadores de Salesianos, Pureza de María, Jesús-María, Escolapios, Esclavas del Sagrado Corazón, La Salle, Maristas, Ntra. Sra. de Loreto e Hijas del Corazón de María. Uno de los objetivos de la Escuela de Pastoral ha sido crear una red de reflexión y colaboración entre instituciones educativas que permita dar respuesta a los retos que la cultura plantea en la nueva evangelización.

La Escuela de Pastoral, dirigida a educadores de las instituciones organizadoras, ha sido un espacio de experiencia y reflexión compartida desde el conocimiento de los proyectos pastorales que se están desarrollando en cada Centro Educativo. Igualmente un impulso a la formación y consolidación del educador cristiano como agente evangelizador, teniendo en cuenta la diversidad de carismas y el potencial de creatividad e innovación que aporta cada institución.

TRES TIEMPOS DE EXPERIENCIA Y REFLEXIÓN
Los participantes tratamos la centralidad del anuncio del Reino en el hacer y decir de Jesús. Para ello se nos propusieron tres tiempos de experiencia y reflexión: la invitación al banquete del Reino, la preparación del banquete y su celebración.

Tarde y noche de sorpresas para muchos que se han encontrado con algo inesperado gracias a la creatividad del grupo de Salesianos y Esclavas del Sagrado Corazón que han preparado la acogida y del grupo de La Salle que se encargaba de la celebración de la noche. 

Contamos con la ponencia del jesuita Toni Catalá que aportó claves de comprensión en torno a la preparación, invitación y celebración del banquete del Reino y su incidencia en la vocación de los educadores y de su acción pastoral. Los participantes han sido protagonistas de una puesta en escena en la que la escucha de relatos evangélicos se iba alternando con los comentarios, con gestos, con música, con videos. Una composición que ha permitido captar la fuerza de la Buena Noticia de Jesús: aliviar sufrimiento, ser compasivos.

Tiempo de conversaciones y de fraternidad, de compartir; ha dado paso a un tiempo de oración centrado en los cinco sentidos, tiempo para el silencio y la contemplación. Tiempo de talleres y compartir, celebrar… Si algo he vivido en la primera Escuela de Pastoral Educativa es la experiencia de que lo de Jesús, su Reino y su invitación al Banquete, contagia vida, despierta deseos, provoca alegría, moviliza. 

Una Pastoral Educativa que convoque como hizo Jesús es posible si contagia, si pone por delante la alegría que provoca la Buena Noticia. Quizá nos hemos preocupado y ocupado en la renovación de recursos, estrategias, lenguaje… y nos hemos descuidado de cultivar lo que apasiona el corazón, lo que lo llena de alegría.

Como Jesús, estamos llamados a pronunciar su palabra sobre la Pastoral Educativa que estamos realizando: ¡A ti te digo, levántate! Levántate de lo tedioso, de lo rutinario, de lo que va matando la pasión y la alegría de tu pastoral. Sal a los patios del Colegio, entra en las aulas, acércate a los alumnos y a las familias y convócalos al banquete del Reino.

Ha sido un sorpresa detrás de otra. El banquete del Reino ha sido la gran invitación hecha fiesta preparada y celebrada. Cada gesto, cada palabra, cada momento de lo vivido nos ha posibilitado intuir lo que Jesús nos estaba diciendo, asomarnos a esa alegría desbordante porque todos estamos sentados alrededor de la misma Mesa y Él “está en medio de nosotros como el que sirve”.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

MÁS LEJOS, SIEMPRE MÁS LEJOS – Pablo Santamaría

MÁS LEJOS, SIEMPRE MÁS LEJOS – Pablo Santamaría

Los jóvenes, «cuando se entusiasman por una vida comunitaria, son capaces de grandes sacrificios por los demás y por la comunidad»[1]. Sin duda que la desembocadura de los jóvenes en la comunidad eclesial no tiene que ser el final de su anhelo de navegar y de seguir...