¿Creatividad vocacional? – Luis Manuel Suárez

luismanuel@claretianos.es / @luismanuel_cmf

Según la Wikipedia, la creatividad es «la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales».

Si en toda nuestra pastoral necesitamos creatividad, su aplicación a la cuestión vocacional podría ser la siguiente: ¿cómo ayudar hoy, en nuestro contexto, a que los jóvenes que van creciendo en su fe cristiana lleguen a desembocar en una vida adulta vivida vocacionalmente desde esa fe? Para llegar a forjar una fe consistente, que no se caiga ante la primera crisis. Para llegar a vivir esa fe como el eje de la vida, y no solo vinculada a momentos puntuales. Para llegar a elegir el camino por el que uno descubre que Dios le llama… Para todo eso necesitamos hoy una cierta dosis de creatividad: crear (o recrear) procesos e instrumentos que ayuden de verdad a todo ello.

Una buena noticia: ¡no partimos de cero! Tenemos las coordenadas: el Evangelio, la Palabra de Dios, que nos hablan de un Padre que nos ama, de un Hijo que nos llama a su seguimiento, y de un Espíritu que regala sus dones para que cada uno descubra su camino y aporte algo valioso a los demás. ¡Somos únicos e irrepetibles!

También tenemos un GPS actualizado: todo el proceso sinodal en torno a «los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional». En sus comunicaciones principales (Documento de trabajo, Documento final y Christus Vivit) se recogen las aportaciones y reflexiones de muchos jóvenes, expertos, laicos, consagrados, sacerdotes y obispos… Todo un camino de Iglesia que merece la pena profundizar, que ofrece orientaciones muy interesantes: la necesidad de escuchar a los jóvenes en su realidad, la importancia del anuncio del Evangelio, la conveniencia de cuidar un acompañamiento con elementos grupales y personales, el valor de plantear la cuestión vocacional desde lo más general hasta sus realizaciones concretas, abriendo caminos de discernimiento… Cada realidad de Iglesia necesitamos revisar nuestra pastoral juvenil y vocacional para consolidar, modificar o innovar lo que sea necesario. ¡Este tiempo post-sinodal es un buen momento para ello!

Y, por último, tenemos guías y exploradores: si eres un joven, eres una especie de «explorador» de la vida, buscando tu lugar en ella; y si eres un agente de pastoral, estás llamado a ser una especie de «guía» para los jóvenes, desde Dios y su Evangelio, un guía de los que acompañan en el camino sin suplir los pasos que ha de dar el «explorador», consciente de ser tú también alguien que busca lo que te queda por encontrar. ¡Todos somos necesarios!

Creatividad vocacional: el reto de crear soluciones originales para la desembocadura vocacional con los jóvenes y con los agentes de pastoral, en el camino que vamos haciendo juntos en la Iglesia. ¡Contamos contigo!

El #Tweet del Sínodo: «El Señor nos regala a todos una vocación para que descubramos los talentos y capacidades que poseemos y las pongamos al servicio de los demás» @Pontifex_es

Para preguntarME / Para preguntarNOS:

  • ¿Cuánto conoces del proceso sinodal sobre «los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional»? ¿Qué puedes/podéis hacer para conocerlo mejor?
  • ¿Qué medidas urgentes de «creatividad vocacional» crees que necesitáis en tu realidad pastoral?

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Naturaleza no perdona – Baduel Clown

Naturaleza no perdona – Baduel Clown

  Había una vez un gran rey que cuidaba de un inmenso reino; este rey tenía tres hijos a los cuales decidió heredar a cada uno una parte su potestad. El hijo mayor, el más fuerte y primero en todo, rápidamente quiso apropiarse de las montañas, donde yacía el oro...