Con vosotros, dentro de vosotros – Juan Carlos de la Riva

Siempre con vosotros, dentro de vosotros.

Si me amáis, guardaréis mis mandamientos y si guardáis mis mandamientos, ya me estáis amando. Te gusta jugar con las palabras. Te gusta también que no haya diferencia entre palabras y hechos, entre los verbos del querer y los verbos del hacer, entre la obligación del mandamiento y la alegría de quien ama sin pensar, como el árbol da frutos o el pájaro canta.

Es tiempo de destaponarse, de dejarte salir de dentro a ti, Dios, que te escondimos por vergüenza o flojera, por pensar que no eras yo mismo ni lo mío te interesaba. Estabas sin embargo ahí, siempre, conmigo, dentro de mí, como la sabia en el árbol o el canto en el pájaro, como esperando brotar, igual que la rosa se esconde a veces en la espina, o la alegría en la espera.

Brota Dios, hazte flor en mi, en esta primavera rara, hazme aroma y perfume para hospitales y canción para soledades, hazme viento que alienta y vacuna que cura. Hazme tú, que ya mi invierno quedó atrás.

Juan 14,15-21

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Y yo le pediré al Padre que os dé otro Paráclito, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque, no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque mora con vosotros y está en vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré a vosotros. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí y yo en vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él».

 

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

María – Marta Sanchez-Wolak

María – Marta Sanchez-Wolak

Marta Sanchez- Wolak Desde Wroclaw, Polonia   María,  ¿Sabías, que mi amor hacia tí se debilitará mil veces y mil veces tendré que buscar el camino de vuelta al Señor en ansiedad y frustración y mil veces me darás la entrada de tarifa reducida?   ¿Sabías,...