Cine, Wild Rose, cegado por la música – Chema González Ochoa

Etiquetas: , ,

En el último año y medio ha habido un aluvión de películas basadas en la historia de diversos músicos, reales o ficticios, que han inundado de canciones los cines. La música como inspiración vital, como sueño artístico, como motor de libertad y de superación, como revelación y escape frente a una realidad oscura y castradora. Traigo a estas páginas tres, seguramente ni las mejores ni las más conocidas. Y aunque ninguna de ellas quede en la memoria histórica del cine, si uno las ve desprejuiciado y sin muchas expectativas les sacará partido y disfrutará de ellas. Son Blinded by the light, Yesterday y Wild Rose, surgidas, de forma inconsciente, supongo, al calor del éxito y la estela de Ha nacido una estrella (Bradley Cooper, 2018), y empujadas por el viento musical de los biopic Bohemian Rhadsody o Rocketman.

 

De las tres es sin duda Wild Rose la que tiene más densidad en su historia y posee un argumento menos previsible y maduro. Aunque abundan los tópicos y tiene uno de esos finales que hacen que el público salga con el corazón esponjado, la historia tiene miga, hay dosis de eso llamado cine social y, por encima de todo, la ternura y la pasión de los personajes permean la pantalla y atrapan al espectador.

 

La película nos narra las vicisitudes de Rose-Lynn Harlan —maravillosa Jessie Buckley, que devora cada plano en el que aparece—, una chica de 23 años, que sueña con triunfar como cantante de country en el mismo Nashville. No le falta el talento ni la fuerza interpretativa, pero acaba de salir de la cárcel, es madre soltera de dos hijos, está desempleada en el duro Glasgow, y su madre insiste en que acepte su realidad y madure a costa de sus sueños. El genio musical de la protagonista está aderezado por todas las imperfecciones y equivocaciones de una joven a la que la cruda realidad que le envuelve le distorsiona y engulle.

 

Tiene la película verdad e intensidad, gracias en gran parte a la arrolladora interpretación de la irlandesa Jessie Buckley, que otorga credibilidad y genio a esa joven que se debate entre hacer realidad lo que su alma y talento le sugieren o enfrentarse a las decisiones ineludibles que su responsabilidad y corazón le piden. Y ahí entre ese debate, canción va bofetada viene, Rose-Lynn acabará en Nashville en un viaje de autodescubrimiento —musical, moral y personal—, de ida y vuelta.

ALGUNAS PISTAS DE TRABAJO

  • ¿Te ha gustado o no alguna de las tres películas? ¿Han conseguido emocionarte y hacerte reflexionar? ¿Cuál te ha gustado más y por qué?
  • ¿Qué crees que es lo más interesante y el mensaje o mensajes principales de algunas de ellas? ¿Y de Wild Rose?
  • ¿Qué es lo que más te ha gustado de las historias? ¿Qué es lo que más te ha hecho reflexionar?
  • ¿Encuentras algún mensaje o eco evangélico? Señálalos.
  • ¿La música ha jugado algún papel importante en tu vida y/o lo sigue jugando? ¿Cómo, en qué sentido? ¿Compones o interpretas música?
  • ¿Qué tipo de música sueles escuchar habitualmente? ¿La compartes con alguien o la escuchas tú solo?
  • ¿Te reconoces en alguno de los personajes o situaciones que viven?
  • En las tres películas se dan diversos conflictos familiares y personales ¿Te sientes reflejado en alguno de ellos? ¿Has vivido algún conflicto o relación semejante?
  • En la película Wild Rose a la protagonista Rose-Lynn se le plantean diversos dilemas ante los que debe decidir. ¿Cómo hubieras actuado tú, qué decisiones habrías tomado? ¿Te parece coherente el final?

 

 

FICHA TÉCNICA

Título original: Wild Rose

Año: 2018

País: Reino Unido

Duración: 101 minutos

Director: Tom Harper
Guion: Nicola Taylor

Supervisor musical/música: Jack Arnold

Fotografía: George Steel

Montaje: Mark Eckersley

Producción: Faye Ward

Reparto: Jessie Buckley (Rose-Lynn Harlan), Sophie Okonedo (Susannah), James Harkness (Elliot), Jamie Sives (marido de Susannah), Julie Walters (Marion, madre de Rose-Lynn)

 

OTRAS RECOMENDACIONES

Yesterday (2019): dirigida por el afamado Danny Boyle (Trainspotting y Slumdog Millonaire) y con guion del no menos reputado Richard Curtis (Notting Hill y Love actually), nos plantea un mundo donde nadie recuerda las canciones de los Beatles, salvo un músico callejero. Y este perdedor se convertirá de la noche a la mañana en un exitoso intérprete de uno de los mayores legados musicales del siglo XX. Un ejercicio de nostalgia maravilloso para volver a disfrutar del impagable catálogo de canciones de los chicos de Liverpool.

 

Blinded by the light (2019): Gurinder Chadha, la directora de Quiero ser como Beckham, vuelve a contar una historia de integración, racismo y clases sociales en el gris Luton (Inglaterra), vapuleado por la crisis y el liberalismo exacerbado de Margaret Thatcher. Pero aquí el elemento liberador para un joven paquistaní es la inspiradora música de los primeros discos de Bruce Springsteen. Comedia amable, sin sorpresas, que atrapa por la bondad de los protagonistas y la fuerza de unas canciones que son ya parte de la historia del rock, y de la educación sentimental de un par de generaciones. Incluido el que escribe.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Naturaleza no perdona – Baduel Clown

Naturaleza no perdona – Baduel Clown

  Había una vez un gran rey que cuidaba de un inmenso reino; este rey tenía tres hijos a los cuales decidió heredar a cada uno una parte su potestad. El hijo mayor, el más fuerte y primero en todo, rápidamente quiso apropiarse de las montañas, donde yacía el oro...