Cine Silencio – José Mª González Ochoa

Etiquetas: ,

El neoyorkino Martin Scorsese, nos presenta un trabajo en el que se pregunta, y nos pregunta sobre dos cuestiones que no han dejado de intrigar a teólogos, filósofos, escritores, cineastas, y diría que a cualquier persona con cierta sensibilidad religiosa: la esencia de la fe del hombre y el silencio de Dios.

En esta ocasión, el director de cine de origen italiano y fe católica toma como excusa un hecho real, novelado y adaptado libremente: la historia de dos sacerdotes jesuitas que en la segunda mitad del siglo XVII viajan a Japón en busca de su maestro, del que apenas saben nada, tan solo que ha apostatado de su fe.

Estamos en el Japón cerrado del periodo Sakoku, en donde el florecimiento católico de las misiones creadas por san Francisco Javier y sus compañeros misioneros en el siglo anterior, está siendo exterminado por el shogunato Tokugawa, y las comunidades católicas son perseguidas hasta la tortura y la desaparición. En este ambiente hostil dos jóvenes jesuitas, el padre Rodrigues (Andrew Garfield) y el padre Garupe (Adam Driver), deberán no solo buscar al desaparecido misionero Ferreira (Liam Neeson), sino enfrentar ellos mismo una hostilidad física y espiritual que les llevará al martirio propio o al de sus fieles católicos. Su misión ya no será la búsqueda del compañero ni la extensión de la fe, sino recuperar la dignidad de las pequeñas comunidades y tratar de salvarles la vida, aunque para ello tengan incluso que renegar públicamente de su fe…

La película plantea cuestiones de calado, está magníficamente rodada, con unos exteriores que forman parte de la historia y que son en ocasiones metáfora o analogía —esos espacios brumosos, la inmensidad y fuerza del mar, la claustrofóbica vegetación, los vertiginosos acantilados— del drama interior de quien los habita. Seguro que la obra no deja indiferente a los católicos y suscita la reflexión, por ello es altamente recomendable. Pero… a mi parecer le sobra metraje, es reiterativa en los minutos de cautiverio, aunque es cierto que en los diálogos que tiene el padre Rodrigues con el intérprete y con el gran inquisidor está parte de lo más enjundioso de la película, ese alargamiento lastra la obra y desconecta al espectador. Y por otro lado, un director del talento de Scorsese no puede plantear grandes cuestiones en sus protagonistas —en especial ese silencio del Creador—, y contestarlas él mismo mediante una tontilona voz en off, que termina restando sinceridad y verosimilitud a al relato. ¡Con lo bien que hubiese quedado ese rostro de Cristo, bizantino y toledano, en puro silencio!

 

Algunas pistas de trabajo

-¿Te ha gustado o no la película? ¿Ha conseguido emocionarte y hacerte reflexionar?

– ¿Qué crees que es lo más interesante y el mensaje principal del relato?

– ¿Qué es lo que más te ha gustado de la historia? ¿Qué es lo que más te ha hecho reflexionar? ¿Y lo más original?

– ¿Qué temas o cuestiones religiosas plantea la película?

– Sin duda una cuestión permanente en la obra es el silencio de Dios ¿Sientes esa ausencia o silencio en tu vida y en tu vivencia de fe? Si no es así, ¿en dónde ves o encuentras en tu vida cotidiana las manifestaciones o presencias de Dios?

– ¿Es silencio o abandono o es una muestra más de nuestra libertad, del espacio que nos deja Dios para nuestras decisiones?

– ¿Era más importante salvar la vida suya y la de sus feligreses que apostatar de su fe?

– ¿Tiene sentido soportar tanta miseria y el dolor por una expresión externa de la fe? ¿Tan importante es el testimonio como para entregar la vida propia y la de los demás?

– ¿Crees que realmente el padre Ferreira y el padre Rodrigues renegaron de su fe? ¿Por qué crees que ambos deciden quedarse en vez de marcharse de Japón?

 

Ficha técnica

Título original: Silence

Año: 2016

País: Estados Unidos

Duración: 159 minutos

Director: Martin Scorsese

Guión: Jay Cocks y Martin Scorsese, basado en la novela de Susako Ende

Director de Fotografía: Rodrigo Prieto

Montaje: Thelma Schoomaker

Música: Kathryn Kluge, Kim Allen Kluge

Diseño de Producción: Dante Ferreti

Vestuario: Dante Ferreti.

Producción: V. Cecchi Gori; B. de Fina; R. Emmett; D. Lee; G Pavlovich; M. Scorsese; E. Tllinger; I. Winkler.

Intérpretes: Andrew Garfield (P. Sebastián Rodrigues), Adam Driver (P. Francisco Garupe); Liam Nesson (Padre Ferreira); Ciarán Hinds (P. Valignano); Tadanabu Asano (Intérprete); Yosuke Kubozuka (Kichijiro); Yoshi Oida (Ichizo); Issei Ogata (Inoue)

Otras recomendaciones

Las inocentes. La directora francés Anne Fontaine filma con delicadeza un terrible drama sufrido por las monjas de un convento polaco en el marco de la Segunda Guerra Mundial. Muchos temas se superponen en la historia —la culpa, los prejuicios, la maternidad, la fe…— pero por encima de todo la inmensa humanidad y la intensidad de la vida. No se la pierdan.

Frantz. El siempre interesante François Ozon nos entrega una exquisita película que nos habla de la culpa, el dolor y la necesidad de redención, de un soldado francés que tras acabar las hostilidades de la Gran Guerra busca la tumba de un soldado alemán que mató. Cine de épica interior y honduras temáticas; quizá no guste a todos por su complejidad narrativa y pretensiones estéticas.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

Creatividad que genera vida – Ana Guerrero

Creatividad que genera vida – Ana Guerrero

«¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante autoridad?»— preguntaron los sacerdotes y ancianos del pueblo a Jesús. Y es que estaban sorprendidos de la vida y la fuerza que generaban sus palabras. Tantos años en que ellos, maestros de la ley, cuidadores...