Cine, Nomadland – Chema González Ochoa

Etiquetas:

NOMADLAND

José Mª González Ochoa

chemagochoa@gmail.com

El pasado mes de abril, con un par de meses de retraso respecto a la habitual ceremonia de finales de febrero, los premios más importantes de la industria cinematográfica, los Oscar, encumbraron a la película Nomaland como la mejor de un año extraño, donde los cines en el mundo estuvieron cerrados o con aforos limitados. Por tanto, la mayor parte de las películas se han estrenado en plataformas y el público las ha visto en sus ordenadores o televisores en casa. Pues bien, vaya por delante que Nomadland es una obra para ver en pantalla grande, en la oscuridad y soledad de una sala de cine. Su temática, su caligrafía cinematográfica y su compleja belleza requiere de ese silencio oscuro que convoca un buen cine.

La película visualiza la tragedia de una mujer al borde de la jubilación que, tras la muerte de su marido y el cierre de la mina y la fábrica donde trabajan, desaparece el pueblo y es expulsada de su casa, viéndose abocada a vivir en su furgoneta, vagando por carreteras y campamentos, entre trabajos temporales que le permitan sobrevivir. Todo ello contado con una enorme potencia y poesía visual, sin imposturas ni subrayados —a menudo molesta y chirría el piano de Ludivico Einaudi, que no aporta nada a la mirada—.

Durante más de dos horas se alternan los primeros planos de una inmensa Frances McDormand, con las grandes panorámicas de los paisajes que recorre, acompañando a la protagonista en un duelo personal, impregnando de melancolía y tristeza, pero también de libertad. Y, a su manera, destaca el sentimiento de comunidad de ese grupo de desclasados nómadas, que encuentran en lo común y en el apoyo mutuo la fuerza y la dignidad para seguir sus vidas, en la mayoría de los casos en soledad. Por todo ello la película emociona y trasmite.

Digamos también que, a pesar de las buenas críticas, el León de Oro en Venecia y finalmente el Oscar, la obra de la directora Chloé Zhao ha provocado polémica y comentarios no tan positivos, pues para muchos suaviza las denuncias y edulcora la realidad que relata el libro de Jessica Bruder en el que se basa el guion (País Nómada, Capitán Swing, Madrid, 2020). Para quien esto escribe, que iba con las expectativas mediatizadas por el excelente reportaje periodístico de Bruder, la película traiciona el espíritu de denuncia y vacía de contenido las páginas del libro. Lo que en el texto escrito es un grito contra la gran estafa del sueño americano, una dolorosa queja de aquellos que lo perdieron todo en la crisis de 2007 y se echaron a la carretera porque no les quedaban ya ni las raíces, en el filme de Zhao es una historia personal de duelo, donde la protagonista mantiene su capacidad decisoria y opta por un tipo de vida con toda su dignidad y libertad. En los personajes de Bruder no hay capacidad de decisión, sino la pura explotación de pensionistas que necesitan seguir trabajando como temporeros, que se sienten esclavos, que no pueden pagar una casa y malviven en esos campamentos de Amazon, calificados por la periodista como «catástrofes nacionales». Los monólogos que recoge Bruder de los damnificados no tienen la poética belleza de las imágenes de Zhao, quien utiliza algunas de estas voces como meros decorados transitorios individualizados. Si hasta Amazon permitió rodar en uno de sus almacenes al saber que las duras condiciones laborales de sus trabajadores narradas por Bruder no aparecen en la película.

Dicho lo cual, Chloé Zhao como cineasta tienen todo el derecho a reinterpretar y aportar su visión, distinta y distante del original, convirtiendo el grito de los desamparados en una honesta mirada hacia la dignidad y humanidad de los trabajadores desclasados. A partir de ahí que el espectador y el lector juzguen.

Algunas pistas de trabajo

  • ¿Te ha gustado o no la película? ¿Ha conseguido emocionarte y hacerte reflexionar?
  • ¿Qué crees que es lo más interesante y el mensaje o mensajes principales del relato?
  • ¿Qué es lo que más te ha gustado de la historia? ¿Qué es lo que más te ha hecho reflexionar de todas las cuestiones que plantea?
  • ¿Conoces situaciones o historias parecidas de personas que han sufrido la perdida de sus trabajos y viven como nómadas? ¿Sabes de campamentos y personas nómadas en España?
  • Comentar lo que supone el apoyo de los encuentros con la comunidad nómada y las relaciones que establecen. ¿Al final terminan optando por la soledad?
  • ¿Quiénes crees que serán los próximos damnificados de la actual crisis que estamos viviendo?
  • Una de las cuestiones centrales de la película es la libertad y dignidad de la protagonista. ¿Hasta qué punto es libre o no en sus decisiones? ¿Hasta dónde llegan los límites de dicha libertad y de sus circunstancias?
  • Un buen ejercicio sería leer el libro País Nómada, de Jessica Burder, y compararlo con la película, compartiendo la reflexión de las diferencias, matices y cosas comunes entre las dos obras.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

El abuelo impaciente – Josep Périch

El abuelo impaciente – Josep Périch

Eran las 8 de la mañana cuando un señor mayor de unos 80 años llegó al hospital para que le quitaran los puntos de un pulgar. Dijo que estaba apurado de tiempo y que tenía otra cita a las 9horas. Nos lo cuenta una enfermera:Le pedí que tomara asiento, sabiendo que...