Cine: EL TALLER DE ESCRITURA – José Mª González Ochoa

Etiquetas: ,

En un verano de estrenos de saldos y películas de poco recorrido, aparece una gema que merece la pena observar con detenimiento. El taller de escritura, del prestigioso director francés Laurent Cantet (director de la muy recomendable La clase, con la que hay evidentes conexiones) es una obra serena, alejada del cine espasmódico al que estamos acostumbrados, que invita a la reflexión calmada desde unos diálogos y unas situaciones actuales y urgentes. Y lo hace con elegancia, con sencillez, con claridad y con verdad. Además, encaja perfectamente en este número sobre madurez y discernimiento

En la ciudad francesa de La Ciotat, un antiguo puerto atlántico venido a menos tras el cierre de sus importantes astilleros, una famosa escritora, Olivia (estupenda Marina Foïs) imparte un taller de escritura durante el verano para unos jóvenes con muy pocas aspiraciones educativas y sociales. El ambiente de deterioro laboral y la escasa motivación no ayudan a la profesora en su intento de escribir un thriller colectivo. Entre los alumnos destaca Antoine (Matthieu Lucci), quien posee talento, pero cuyas opiniones extremistas y violentas catalizan las discusiones del grupo. Cuestionado por el grupo, termina oponiéndose a todos.

Antoine es un chaval solitario, encerrado en su mundo de videojuegos de guerra y que solo se relaciona con un grupo de colegas de ideología fascista. Quiere ingresar en el ejército y dispara armas con solvencia, pero todo le es indiferente. Si tuviese valor mataría por simple aburrimiento. Su vida es puro vacío.

La película es un buen retrato generacional, jóvenes sin muchas esperanzas, desarraigados, con escasas vinculaciones emocionales, enfrentados a un mundo complejo, cambiante, violento y con pocos lugares donde compartir y reflexionar. Por ello el taller de escritura de Olivia se convierte para estos jóvenes en el único lugar donde confrontar ideas, descubrirse a sí mismos y crear vínculos que ayuden al debate y a la comprensión del otro. Gracias a las preguntas de la profesora podrán dialogar y expresar lo que realmente sienten, implicarse en un proyecto colectivo y conocer al otro. Será ella quien les guíe y les dé pautas, pero también los jóvenes le interpelarán y le harán replantearse su obra y sus puntos de vista. El taller será todo un proceso madurativo y de descubrimiento.

En definitiva, obra de aparente sencillez, encierra aristas y muchos subtemas que el espectador inteligente sabrá valorar. Una pequeña joya veraniega que merece ser escrutada.

ALGUNAS PISTAS DE TRABAJO

  • ¿Te ha gustado o no la película? ¿Ha conseguido emocionarte y hacerte reflexionar?
  • ¿Qué crees que es lo más interesante y el mensaje principal del relato?
  • ¿Qué es lo que más te ha gustado de la historia? ¿Qué es lo que más te ha hecho reflexionar? ¿Y lo más original?
  • Identifica algunos de los temas de actualidad que aparecen en la película. ¿Cuáles te afectan a ti directamente?
  • ¿A qué crees que obedece el comportamiento de Antoine, sus provocaciones continuas, su soledad, sus retos a la profesora, su fascinación por las armas…?
  • El mar está muy presente en la vida de Antoine, ¿qué significa el mar para él? ¿Actúa como metáfora o metonimia de algo?
  • ¿Qué aporta a los jóvenes el taller de escritura? ¿En qué les cambia su manera de pensar y actuar?
  • En concreto en Antoine, en la decisión final que toma, ¿en qué le ha ayudado el taller de escritura y su extraña relación con la profesora Olivia?
  • Lee con detenimiento el texto final que escribe Antoine. ¿Describe a una parte de la juventud actual? ¿Te sientes identificado/a?
  • Analiza el papel de la profesora. ¿Cómo influye y acompaña al grupo? ¿En qué les ayuda? ¿Cómo el grupo de jóvenes le cambia a ella?
  • ¿Te has encontrado en tu vida a alguien que te haya acompañado en tu proceso de maduración y crecimiento personal y espiritual? Aparte de tu familia, ¿a quiénes recuerdas?
  • ¿Has tenido alguna vivencia en grupo parecida a la del taller de escritura?

Otras recomendaciones

  • La reina del Katwe (2016), dirigida por Mira Nair, y aunque tiene un par de años puede verse en cualquier plataforma de cine, siendo una excelente película para ver en familia o en grupo. La reina del Katwe narra la historia real de Phiona Mutesis, una niña ugandesa con un enorme talento para el ajedrez, pero sin recursos. Aunque algo simple y edulcorada, tiene muchas virtudes, entre ellas presentar un África cruda pero esperanzadora, donde a pesar de la terrible miseria y la violencia el ser humano es capaz de hacer florecer la bondad, la confianza, el arrojo y la fe. Es también una buena película para mostrar el bien que puede hacer un buen acompañamiento en el proceso formativo y en el proceso vital de una joven, la ayuda para encontrar la vocación, para superar las limitaciones económicas y crecer.

Te interesará también…

Newsletter

Recibirás un correo con los artículos más interesantes cada mes.
Sin compromiso y gratuito, cuando quieras puedes borrar la suscripción.

últimos artículos

MÁS LEJOS, SIEMPRE MÁS LEJOS – Pablo Santamaría

MÁS LEJOS, SIEMPRE MÁS LEJOS – Pablo Santamaría

Los jóvenes, «cuando se entusiasman por una vida comunitaria, son capaces de grandes sacrificios por los demás y por la comunidad»[1]. Sin duda que la desembocadura de los jóvenes en la comunidad eclesial no tiene que ser el final de su anhelo de navegar y de seguir...