Bamendjou, la tierra roja – Elena Pérez Hoyos

Bamendjou, la tierra roja.

 

El polvo lo cubre todo, se suspende en el aire, se mezcla con la bruma, se posa en los tejados de las casas, en los coches, en los niños.

 

Qué hago yo aquí, más que teñirme de rojo. El polvo no se conforma con mancharme las zapatillas y los bajos de los pantalones, me ha cubierto entera, me ha ascendido hasta el alma. Tengo el pelo, y las manos, y los ojos, teñidos de polvo rojo.

 

Supongo que a eso he venido, Bamendjou. A dejar que me cambies de color.