¡ÉL VIVE Y TE QUIERE VIVO! – Firmada por Francisco

El día 25 de marzo, sobre el altar frente a la imagen de la Virgen Negra de Loreto, el Papa firmó la Exhortación Apostólica Postsinodal en forma de Carta a los Jóvenes, como conclusión del Sínodo celebrado en el Vaticano el pasado mes de octubre. “Vive Cristo, esperanza nuestra” es el título del texto original en español, que se publicará más adelante. Un acontecimiento histórico ha sido definido por muchos: la otra firma de una Exhortación Apostólica fuera del Vaticano ocurrió con San Juan Pablo II en 1995, cuando con ocasión de un viaje a África se dio a conocer la Exhortación “Ecclesia in Africa”. No sólo eso. Es también una confirmación del vínculo entre los jóvenes y el Santuario Mariano de Loreto, donde tanto San Juan Pablo II como Benedicto XVI quisieron tener encuentros con ellos. Antes de la Misa, el Papa rezó durante mucho tiempo, en silencio, ante la imagen de la Virgen Negra, mantenida en la Santa Casa.

“Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la belleza más hermosa de nuestro mundo. Todo aquello que Él toca se rejuvenece, se hace joven, se llena de vida. Entonces, las primeras palabras que quiero hacer llegar a cada joven cristiano son: ¡Él vive y te quiere vivo!”, inicia la exhortación. “Él está dentro de ti, está contigo y no se va. Incluso si tú te alejas, el Resucitado está ahí, esperándote para comenzar de nuevo. Cuando te sientes envejecido a causa de la tristeza, el rencor, el miedo, las dudas o las frustraciones…”,