3ª Semana de Adviento

EVANGELIO

Comentario del Evangelio

– ¿Qué viene el mesías? ¿Y quién es ese que viene en navidad? ¿Y trae regalos? – Se preguntan todos.

– ¿A caso no habéis visto gestos de bondad, de entrega a los demás, de cariño mayúsculo? ¿A caso no habéis visto que hay personas que luchan por el bien común por encima del personal? Los días se hacen más cortos, la oscuridad cada vez es mayor pero SÍ, Jesús se está acercando y renacerá en cada una de nosotras para volver a regalarnos su luz de Amor. Una luz con la que ver en el que está enfrente a un hermano, para fijarte en el que intenta con una sonrisa alegrar la vida al resto, fijarte en una madre que trabaja duro por todos y cada uno de sus hijos.

Os invitamos a que estas navidades salgáis a ver las luces de navidad, las que se iluminan cada día a nuestro lado y en las que no nos fijamos habitualmente. Hay que ir preparándose para que con la luz de Jesús venzamos al lado oscuro.

Evangelio 15 de diciembre

Lectura del santo Evangelio según San Mateo 11,2-11.

En aquel tiempo, Juan, que había oído en la cárcel las obras del Mesías, le mandó a preguntar por medio de sus discípulos: «¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?»
Jesús les respondió: «Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo: los ciegos ven, y los inválidos andan; los leprosos quedan limpios, y los sordos oyen; los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio. ¡Y dichoso el que no se escandalice de mí!»
Al irse ellos, Jesús se puso a hablar a la gente sobre Juan: «¿Qué salisteis a contemplar en el desierto, una caña sacudida por el viento? ¿O qué fuisteis a ver, un hombre vestido con lujo? Los que visten con lujo habitan en los palacios. Entonces, ¿a qué salisteis?, ¿a ver a un profeta? Sí, os digo, y más que profeta; él es de quien está escrito: «Yo envío mi mensajero delante de ti, para que prepare el camino ante ti.» Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan, el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él.»

PARA TRABAJAR EN GRUPOS

El evangelio te invita a preguntarte:

  • Busca y fíjate mucho en los de tu alrededor, ¿qué gestos de bondad veo que tienen con los demás?

  • Comenta los gestos que te hayan hecho ver a Dios en estos días.

Puedes seguirnos en redes sociales, para mantenerte más informado: